15 de March de 2010 00:00

El puente fronterizo con Perú está listo en Lalamor, pero faltan las vías

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Bajo un intenso sol, el peruano Édison Carreño caminaba sobre el puente internacional Lalamor, que  fue terminado  hace dos semanas. Su intención era  llegar al cantón lojano de Zapotillo.

El miércoles pasado,  Carreño recorría  el puente, que tiene una longitud de 175 m  por 6,10 m de ancho. La obra, que  costó USD 2,5 millones, es de hormigón,  vigas de acero y   carpeta asfáltica.

La infraestructura está lista, pero antes de su inauguración se define un contrato complementario con el contratista Eduardo Jalil, para mejorar el acceso desde Ecuador. No hay iluminación ni puestos de control.

A Carreño le preocupa que del lado peruano aún  faltan construir 2  kilómetros de vía, para tener acceso hacia el  puente.

En la actualidad, solo es posible que los  vehículos ecuatorianos lleguen hasta la estructura,  que es parte del Eje Vial 2 de Integración Fronteriza con Perú. La vía empieza en Arenillas (Ecuador) y llegará hasta Sullana (Perú). En total serán  244 kilómetros.
En esta carretera  y en este puente internacional están puestas las esperanzas de 70 000 ecuatorianos que viven  Zapotillo, Pindal, Celica, Puyango y Arenillas.

La reconstrucción de la vía en el lado ecuatoriano está suspendida.  La empresa   Cosurca dejó un 16% de avance, según el supervisor del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Luis Ludeña.

El MTOP avanza en la liquidación del contrato con Cosurca  y en la  nueva adjudicación. los vecinos esperan que la conexión terrestre se habilite lo más rápido. En esa zona, las familias dependen de la agricultura y del contrabando de productos entre Lalamor (Ecuador) y Alamor (Perú).

60 peruanos y 30 ecuatorianos que comercializan productos en esa zona, ya crearon un sindicato.

Osmel Prieto, de 47 años,   lidera la organización. Según él,   comprarán carretas para cruzar por el puente. Hasta ahora, lo hacen  por el río, caminando y en lanchas.

Además, el alcalde de Zapotillo, Ramiro Valdivieso, impulsa una planta de procesamiento de caña de azúcar para producir etanol. Hay 350 agricultores inscritos.

El presidente de la Junta  de Usuarios del canal de Zapotillo, Juan Ramírez, aspira a que 500  personas  se involucren directamente en esta actividad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)