14 de March de 2015 20:12

Nueve proyectos, a la espera de inversión

El arquitecto Francisco Schmidt construyó el viejo Hospital Militar, entre 1903 y 1913. En el edificio se empleó el estilo de los sanatorios europeos. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

El arquitecto Francisco Schmidt construyó el viejo Hospital Militar, entre 1903 y 1913. En el edificio se empleó el estilo de los sanatorios europeos. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 31
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Quito (I)

Un nuevo hotel de lujo en el ala norte del antiguo Hospital Militar (calle Montevideo, sector de San Juan), en donde actualmente funciona el Centro de Arte Contemporáneo, se suma a toda una serie de inversiones que el Gobierno pretende desplegar en Quito.

Son nueve los proyectos gubernamentales que tienen que ver con históricos inmuebles de la capital. Para concretarlos se requiere de fuertes inversiones económicas y cambiar, en algunos casos, la figura legal de la propiedad a intervenir.

La idea de transformar el viejo Hospital Militar en hotel surgió hace algunos meses, incluso por la Internet se difundía una convocatoria en inglés, en la cual se invita a empresarios a hacer inversiones en ese lugar.

El planteamiento, de todas formas, puede resultar de difícil concreción, pues existe un decreto ejecutivo -que data del 2004- en el cual el Gobierno le entregó al Municipio el bien, de una superficie de 14 640 m2, por un lapso de 100 años.

Un año después, en el 2005, se firmó un contrato en el cual se indicaba que el bien debía ser destinado a la construcción del museo nacional de las Fuerzas Armadas en el ala norte, y el Centro Cívico y Cultural en la sur (calle Luis Dávila).

Entre las causales para revertir ese comodato está el incumplimiento de lo establecido. Dora Arízaga, directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio, dijo que el Municipio cumplió con todo lo que ha sido su competencia; el museo de las FF.AA. no lo era.

No obstante, “el Gobierno decidió que ese espacio (ala norte) sea ocupado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, para que funcione la Escuela Taller y guarde las reservas de los bienes culturales recuperados”, agregó.

Recuperar este bien costó más de USD 5 millones, mencionó Arízaga. Incluso, según Angélica Arias, presidenta de la Subcomisión Técnica de Áreas Históricas, hubo mucho trabajo para que la gente del sector se apropie del lugar.

En el edifico, además, no se puede hacer ningún tipo de cambios porque tiene un grado de protección absoluta. Eso quiere decir que las intervenciones, de acuerdo con las normativas, son a nivel de conservación y con tareas de restauración. El ex Hospital Militar tiene la misma categoría de protección que la iglesia La Compañía, Catedral, San Francisco…, indicó Arias.

En el supuesto de que se revirtiera el comodato hacia el Gobierno, el uso del suelo del inmueble y la propuesta que allí se haga deben ser aprobados por la Municipalidad.
Sobre los proyectos del Centro Histórico, incluido el del viejo Hospital, el Miduvi indica que la próxima semana se emitirán declaraciones oficiales.

Los otros proyectos

El hotel de lujo en San Juan no es el único plan para el área patrimonial. Se contempla la instalación de seis embajadas (Nicaragua, El Salvador, México, Palestina, Paraguay y la sede de las Naciones Unidas). Hay una alternativa de financiamiento: la qatarí.

La propuesta, inicialmente, contemplaba USD 1 900 millones provenientes de Qatar; claro, no solo para las embajadas sino, en general, para proyectos en el Centro y en el Parque Bicentenario, en principio.

Según datos de la Secretaría de Productividad del Municipio, esta podría variar, una vez que terminen las mesas de diálogo entre las partes. Desde diciembre del año pasado, el Ministerio Coordinador de Producción, Empleo y Competitividad (Mcpec) y el Municipio crearon una mesa conjunta de atención al inversionista. En esta se analiza, se da seguimiento y se despejan consultas referentes a la posible inversión de Qatar.

Las conversaciones determinarán los montos finales del aporte extranjero, que aún se mantienen en confidencialidad. En el caso del Centro Histórico, se analiza el nivel de intervención urbana y las posibles afectaciones en el Patrimonio de la ciudad.

En el caso de las embajadas, la inversión es de unos USD 6 millones. Cuando se firmó el acuerdo con la delegación de Paraguay, en el 2014, el Miduvi informó que se habían invertido unos USD 2 millones en todo el plan y que se requerían algo más de USD 4 millones.

La historiadora del arte y museóloga, Ximena Escudero, cuestionó que en el Centro se pretenda hacer una serie de proyectos que implique atraer más flujo de personas si hay el plan de peatonizar el área.

Arízaga agrega que “el turismo es una línea importante para el desarrollo económico, pero no se puede pensar, exclusivamente, en ese tipo de inversiones. Habrá que preguntarse si la ciudad necesita tantos hoteles”. Quito tiene 11 000 plazas hoteleras y la proyección de visitas para este año es de 680 000 personas.

De concretarse la inversión de Qatar, el otro frente de intervención es el Parque Bicentenario. Sería en menos del 10% del predio, para construir un centro de convenciones, un recinto ferial, arena de conciertos y un colegio. El 90% continuaría como parque.

El expenal García Moreno es otro predio que requiere recursos para ser intervenido. Se cerró en el 2014 y la única propuesta de nuevo uso es, también, un hotel cinco estrellas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)