4 de noviembre de 2017 14:51

Proyecto de deducción de impuestos genera debate entre asambleístas, economistas y catedráticos

En la propuesta se plantea una reforma sobre la deducción de gastos para quienes ganen más de USD 3 000. Los contribuyentes que tengan tres o más cargas familiares podrán deducir de sus gastos hasta USD 14 667, según la base imponible actual. Foto: Archiv

En la propuesta se plantea una reforma sobre la deducción de gastos para quienes ganen más de USD 3 000. Los contribuyentes que tengan tres o más cargas familiares podrán deducir de sus gastos hasta USD 14 667, según la base imponible actual. Foto: Archivo/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Paola Gavilanes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desacuerdos entre usuarios de redes sociales y decenas de cuestionamientos ha desatado el proyecto de Ley para Impulsar la Reactivación Económica del Ecuador, que fue enviado el pasado miércoles 1 de noviembre del 2017 a la Asamblea Nacional.

En la propuesta se plantea una reforma sobre la deducción de gastos para quienes ganen más de USD 3 000. Los contribuyentes que tengan tres o más cargas familiares podrán deducir de sus gastos hasta USD 14 667, según la base imponible actual.

Para quienes tienen dos personas a su cargo, en cambio, el monto será de USD 12 419. En el caso de una carga, el valor es de USD 10 161 y quienes no las tengan podrá restar un valor máximo de USD 7 903. En el texto se especifica que las personas que perciban ingresos mensuales de hasta ocho salarios básicos (USD 3 000) mantendrán el máximo deducible de gastos: USD 14 667.

Felipe Álvarez, profesor universitario y consultor económico, escribió en su cuenta de Twitter: “para seguir acogiéndome a la deducción de gastos personales máxima de USD 14 677 deberé tener al menos dos hijos para el 2018”.

Cristina Burneo, catedrática de la Universidad Andina Simón Bolívar, comentó en la red social: “Hay que reproducirse. Si una familia no puede tener hijos o una mujer decide no tenerlos o se planifica: sanción. Así estamos en la revolución”.

Vicente Albornoz, decano de la Facultad de Ciencia Económicas Administrativas de la Universidad de Las Américas (UDLA), en cambio, señaló que el proyecto no tiene como objetivo activar la economía. “No es un proyecto para salvar la economía ecuatoriana. Es un proyecto diseñado para que el Gobierno gane votos en la consulta popular”.

¿La razón? El proyecto está dirigido a personas que ganan más de USD 3 000 al mes. “Con ese proyecto dicen vamos a cobrar impuestos a los más ricos, pero no a quienes tienen grandes cargas familiares”.

Albornoz añadió que el proyecto le parece complicado de administrar pues será difícil de establecer el número de hijos de cada persona y que además, los montos recaudados no serán representativos.

Wilma Andrade, presidenta nacional del partido Izquierda Democrática y asambleísta nacional, se mostró a favor de la reforma. Sin embargo aclaró que “no van a ser suficientes las medidas que en este momento se puedan implementar para lograr un equilibrio en las finanzas públicas. Van a ser insuficientes tomando en consideración que básicamente el 30% del presupuesto general del Estado está determinado para el pago de la deuda”.

Sobre esta medida específica, dijo que es adecuada porque promueve la equidad, y exhortó a quienes están en contra para que se solidaricen con el país y con las personas que tienen más responsabilidades familiares.

Añadió que el proyecto está pensado en las personas con más limitaciones económicas pues de acuerdo con Andrade, el sueldo de la mayoría de ecuatorianos oscila entre los USD 500 y USD 700.

“Es un momento de solidaridad. Las medidas que ha tomado el presidente Lenín Moreno están diseñadas para mantener la función social”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)