30 de septiembre de 2015 00:00

Proyecciones de crecimiento económico, a la baja

Según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), la venta de vehículos livianos cayó 23% en los ocho primeros meses del año frente a igual lapso del 2014. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), la venta de vehículos livianos cayó 23% en los ocho primeros meses del año frente a igual lapso del 2014. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 65
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Mónica Orozco

Las últimas proyecciones de analistas y de centros de estudios proyectan que la economía del país registrará este año un crecimiento cercano a cero e incluso decrecimiento.

El Reporte de Consistencia Macroeconómica (RCM) de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica (PUCE) prevé que la economía decrecerá este año -0,27%. El modelo, publicado en agosto pasado, considera las interacciones entre tres sectores de la economía: real, fiscal y externo.

Entre los principales factores que explican ese resultado están la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar. Pero el impacto más fuerte es producto de un menor gasto por parte del Gobierno.

Según el catedrático de la PUCE y coordinador del RCM, Nicolás Acosta, el crecimiento económico del país los últimos años ha estado anclado al gasto público, que depende del precio del petróleo.

José Hidalgo, director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), cree que la actividad económica depende hoy en día más del precio del crudo que en otros años debido a que el gasto público se ha convertido en el motor de la economía. “Se genera un círculo vicioso donde si el precio del petróleo cae, baja la inversión pública y la industria que depende del Estado baja su dinamismo”, indica el académico.

La semana pasada, Cordes bajó nuevamente la previsión de crecimiento de la economía para este año del 0,9%, prevista en junio pasado, al 0,4%.

Para el director de este centro de estudios, además de las cifras fiscales, otro termómetro de la actividad económica es la venta de autos. Según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), la venta de vehículos livianos cayó 23% en los ocho primeros meses del año frente a igual lapso del 2014. “Uno puede pensar que es por los cupos, pero lo cierto es que las concesionarias no han logrado vender ni esos cupos”, dijo Hidalgo.

Si bien las salvaguardias bajaron las importaciones, cree que esto también podría deberse a un menor consumo, puesto que también cayó la importación de ciertos insumos para la construcción y la industria.

De hecho, Acosta comenta que el sector que más se afecta con una baja en la inversión pública es la construcción, que aporta en un 10% al Producto Interno Bruto (PIB). “El Estado es el gran contratista de este sector”, indicó el catedrático.

Según la previsión del RCM, este sector decrecerá este año 1,35%. Otras actividades importantes en la economía como comercio y manufactura también presentarán bajos dinamismos. El primero crecerá 0,26% y el segundo, -1,5%.

En el reporte ‘Latinoamérica: Cuál será la vida después del ‘boom’ de los ‘commodities’, elaborado por Coface’, que ofrece seguros de crédito a escala mundial, anota que la situación económica de Ecuador, afectada por los bajos precios del petróleo, tiene pocas probabilidades de mostrar una sólida mejoría en este año.

Ecuador creció a un promedio anual de 4,8% en el 2013, pero la economía comenzó a desacelerarse en 2014 (3,8%), debido al escenario de bajos precios petroleros.

A principios de junio, el Banco Central bajó la estimación de crecimiento de la economía, de un elevado 4,1% a un más modesto incremento de 1,9%.

Pero este pronóstico ajustado por el Central todavía parece un poco optimista y Coface prevé una tasa de 1%.
Cordes, por su parte, anota que el Gobierno enfrentará grandes desafíos el 2016, considerando un posible fenómeno del Niño y una eventual erupción del volcán Cotopaxi.

Según Hidalgo, hay que considerar que los precios de productos como el camarón, enlatados de pescado (atún) y banano han caído en un 20%, 24% y 4%, respectivamente. Estos sectores vivieron un buen 2014 por diversos factores exógenos como plagas y reducción de producción en países asiáticos, pero hoy esos mercados se están recuperando.

El propio presidente Rafael Correa reconoció que la economía puede registrar un crecimiento económico bajo, nulo o incluso decrecer este 2015.

De cara a ese escenario, Hidalgo consideró que hace falta un ajuste más severo al gasto público y un mayor diálogo entre los sectores público y privado para lograr acuerdos mínimos que permitan inversiones en un escenario complicado.

El exministro de Economía, Fausto Ortiz, proyecta que la economía registrará una tasa de crecimiento negativa del 0,4%, por una desaceleración del ritmo de inversión pública y también de la privada.

A diferencia de la crisis del 2009, el cuatro trimestre de este año será el de peor desempeño. De hecho, Ortiz recuerda que los tres primeros trimestres del 2009 fueron negativos, pero el último fue positivo porque el precio del crudo repuntó, lo cual salvó el indicador anual.

Pero este año las expectativas siguen negativas y el Gobierno todavía no puede encender el motor para arrancar la economía.

En contexto

El Banco Central del Ecuador informa hoy las estadísticas sobre el desempeño económico del segundo trimestre del 2015. Y hasta el 16 de octubre deberá presentar la nueva previsión de crecimiento para el cierre de este año, según consta en su cronograma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (1)