1 de June de 2009 00:00

7 provincias en cuarentena por la fiebre aftosa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Santo Domingo

Debido al rebrote de fiebre aftosa en Santo Domingo, el departamento de Agrocalidad del Ministerio de Agricultura, resolvió declarar en cuarentena a las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, Manabí, Los Ríos, Guayas, Santa Elena y El Oro.

Esto implica que no se podrán realizar ferias ganaderas ni movilizar animales en estas provincias. Solo se autoriza la movilización hasta los camales. La decisión de Agrocalidad responde al pedido de la Asociación de Ganaderos de Santo Domingo. La resolución se tomó ayer lunes.

Aftosa: hoy se entregaron a los brigadistas 40 000 vacunas

Redacción Santo Domingo

La Asociación de Ganaderos de Santo Domingo de los Tsáchilas (Asogan)  suspendió  la feria semanal de ganado que se realiza los martes en los respectivos   corrales, por el brote de la fiebre aftosa.

También prohibió la movilización de ganado en Santo Domingo, Manabí, Esmeraldas, Los Ríos y Guayas, de manera indefinida.

El presidente de este organismo, Vinicio Arteaga,  dijo que solo desde la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad) se puede tomar una decisión.  En esta feria se moviliza un promedio de 4 500 animales por semana.

Arteaga tampoco recibe respuesta a un oficio enviado al Ministro de Agricultura, Walter Poveda. En esa comunicación   solicitó que declare la cuarentena ganadera a escala  nacional. Este gremio pide que solo haya movilización de animales bovinos,  desde las fincas hasta los camales o sitios de faenamiento.

Él es partidario de que el Consejo Nacional de Erradicación de la Fiebre Aftosa (Conefa) desaparezca,  porque no cumplió su objetivo de eliminar la enfermedad.

El dirigente contó que se gastaron USD 4 millones y que no se logró el propósito de desaparecer este mal. La semana pasada se reportó el brote de la aftosa en tres fincas de Santo Domingo.  

De igual manera, cuestionó a Agrocalidad: “Esta institución no hace lo suficiente para controlar la aftosa. Solo organiza una vacunación periférica, pero no promueve acciones nacionales”.

Arteaga aseguró que los técnicos de Conefa y Agrocalidad ya sabían del brote de la fiebre en Quinindé (Esmeraldas) y en El Carmen (Manabí). El brote en Santo Domingo obligó a adelantar ocho días la campaña de vacunación. 

Wanderberg  Velasteguí, funcionario de Conefa, anunció que ya llegaron 100 000 dosis de la vacuna. De estas, ya se repartieron 40 000 a los brigadistas.

“No podíamos esperar más tiempo para dar inicio a la vacunación, debido a la actual situación”, expresó el funcionario.

En la campaña de noviembre y diciembre de 2008 se inmunizó a 213 343 cabezas de ganado en Santo Domingo y en  la parroquia Alluriquín.

La repartición de materiales se realizó desde las bodegas de Asogan. Un total de 50 brigadistas inició sus labores  en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Hasta este lugar llegaron tres brigadistas. Eduardo Jiménez, Antonio Benalcázar  y Juan Carlos Granda. A ellos se les entregaron 100 dosis, un termo, una pistola de vacunación, un chaleco y una gorra con la leyenda ‘La responsabilidad de vacunar es de todos’. 

No se les entregó agujas. Pero usarán un remanente del año pasado. Otros brigadistas dijeron que les toca comprar estos insumos. La caja de 12 unidades, de todo tamaño,  cuesta USD 6.

Hoy, también llegaron brigadistas de Alluriquín.  Luis Bonilla, un joven de 21 años, recordó que en la campaña anterior vacunó a  3 130 reses. En esta localidad, en la segunda campaña de 2008 se vacunó a 39 708 semovientes. Los brigadistas se movilizan en sus propias motocicletas.

El director de Agrocalidad, Emilio Andrade, dijo que desde la semana pasada iniciaron la vacunación en los alrededores de los lugares afectados por el brote de fiebre. Los voluntarios estuvieron en las fincas vecinas de las localidades de Colorados del Búa y Pueblo Nuevo.

El costo de la vacuna por animal  es de USD 0,30. “A los propietarios de las reses infectadas les damos recomendaciones básicas  sobre el  tratamiento”.

Este tipo de ayuda aún no  llega a todos los finqueros. Luis Ojeda tiene su propiedad en Alma Loja. Él aún no recibe la visita de los brigadistas ni las dosis y cura a sus vacas con sulfato de cobre, azul de metileno y limón. 

Hasta hoy se supo que el brote de la enfermedad afectó a tres fincas de Santo Domingo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)