16 de agosto de 2015 11:26

La protesta indígena despierta la solidaridad de los quiteños

En el parque El Arbolito se reciben las donaciones para unos 500 indígenas que se mantienen en el lugar. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En el parque El Arbolito se reciben las donaciones para unos 500 indígenas que se mantienen en el lugar. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 90
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 2
Contento 207
Sofía Ramírez. Redactora (I)

Alimentos no perecibles, ropa, frutas, cobijas, colchones y dinero. Esas son las principales donaciones que las comunidades indígenas reciben desde que llegaron a Quito, el 13 de agosto pasado, en el marco del paro nacional que convocaron.

Ruth Moreno, jubilada que apoya su causa, llegó desde el sector del parque Bicentenario para donar dinero a la alcancía que las comunidades indígenas. Dijo que ellos han sido quienes en la coyuntura actual han defendido la democracia. Por eso se ha comprometido a enviar comida desde mañana, mientras se queden en Quito.

Su base es el parque El Arbolito. Ahí el Municipio habilitó baños públicos y agua para que puedan permanecer. Instalaron carpas para pernoctar y desde ayer han participado en diferentes rituales andinos.

Jorge Herrera, presidente de la Conaie, señaló que las donaciones son distribuidas a los más de 500 indígenas que se encuentran en el sitio, todos los días. Por eso organizaron carpas especiales para almacenar el aporte de los ciudadanos.

Incluso cuentan con un espacio donde se preparan los alimentos para las delegaciones que vienen de otros cantones. Herrera indicó que no se retirarán de El Arbolito hasta que el Gobierno rectifique sus políticas.

Especialmente las enmiendas constitucionales, que abren la posibilidad de la reelección indefinida de las autoridades. El presidente Rafael Correa, en su enlace sabatino, aseguró que no cederá a la violencia y que la movilización indígena fue un fracaso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (12)