13 de febrero de 2016 12:31

Protesta en Cumbayá por colocación de antena de telefonía y de datos

Moradores de la Urbanización Real Alto, en Cumbayá, protestaron por la instalación de una antena de telefonía. Foto: EL COMERCIO

Moradores de la Urbanización Real Alto, en Cumbayá, protestaron por la instalación de una antena de telefonía. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 62
Triste 0
Indiferente 22
Sorprendido 4
Contento 16
Evelyn Jácome
Redactora 
(I)

Más de medio centenar de moradores de la urbanización Real Alto, sector La Primavera, en Cumbayá, protestaron la mañana de hoy sábado 13 de febrero del 2016, junto al parque central del barrio de este sector del oriente de Quito.

Con volantes, pancartas y gritos dieron a conocer su desacuerdo con la instalación de una antena base de telefonía celular y de transmisión de datos dentro de la urbanización donde viven 870 personas.

Carolina Del Pozo, una de las moradores, señaló que las personas temen por las repercusiones de instalar una antena de esa magnitud en una zona poblada. Además, en el barrio viven personas que padecen cáncer y los moradores que protestan sostienen que se les ha informado que la instalación de la antena los puede exponer a radiación.

Una de ellas es Patricia Muñoz quien hace tres años fue diagnosticada con cáncer de mama y sometida a radioterapia, quimioterapia y mastectomía radical con vaciamiento axilar. Silvia vive junto a la casa donde se pretende instalar la antena y teme por su salud. Asegura que su médico le advirtió sobre las consecuencias de vivir junto a una antena de ese tipo. Ella debe permanecer en tratamiento por tres años más.

“Si ponen la antena yo tendría una bomba de tiempo. Por un lado me estoy curando y por el otro me están matando”, comentó.

El esposo de Yolanda Santander, quien vive allí hace ocho años en la urbanización cuenta que su esposo también se está recuperando de cáncer y pide a las autoridades que no permitan la instalación de la antena.

Según Mario Duque, presidente del Comité Barrial, los moradores hicieron una asamblea y mostraron su desacuerdo por posibles afecciones a la salud.

El aparato se pretende instalar en la calle Cerro Nario y Tejar, sobre una casa de dos pisos, en plena urbanización.


Los vecinos temen que la antena afecte también a la flora y la fauna de la zona.
“A pesar de que no hay investigaciones concluyentes, hay estudios que revelan que podría afectar no solo a la flora y fauna sino a la salud de la gente”, comenta Duque.

Los vecinos se reunieron y hablaron con el dueño de casa en donde se instalará la antena pero el hombre no desistió de la idea. Este Diario también intentó en el lugar hablar con él, pero no hubo respuesta.

No se descarta el pedir un amparo constitucional para evitar la instalación.

Los moradores reclaman su derecho al buen vivir y esperan sentar un precedente para que no se instalen nuevas antenas en zonas pobladas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (124)
No (17)