6 de noviembre de 2014 18:31

Protesta antiisraelí con cabezas de cerdo inquieta a los judíos sudafricanos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
EFE

La exhibición de cabezas de cerdo en varios actos en Ciudad del Cabo para pedir un boicot a Israel ha provocado inquietud y preocupación en la comunidad judía de Sudáfrica, la más grande del continente, que denuncia una escalada de casos de antisemitismo desde el último conflicto en Gaza.

"El año pasado tuvimos en todo el año 52 incidentes antisemitas, en los dos meses de la última guerra de Gaza (julio y agosto) hubo 116", cuenta a Wendy Khan, directora del Comité Judío Sudafricano de Representantes (SAJDB, en sus siglas inglesas), que aspira a representar a los 75.000 judíos que viven en el país.

Khan no recuerda haber visto antes en el país austral una muestra de antisemitismo clásico y grotesco como la exposición de las cabezas de cerdo, un animal impuro en la tradición judía cuya representación ha sido utilizada a lo largo de la historia en ataques racistas y religiosos contra esta minoría.

El escándalo se desató a finales de octubre, cuando miembros del sindicato estudiantil sudafricano (COSAS) colocaron una cabeza de cerdo en los estantes de carne de un supermercado Woolworths de Ciudad del Cabo.

La cadena de supermercados sufre una campaña de protestas por parte de organizaciones partidarias del boicot a los productos de Israel por su política respecto a Palestina, que exigen a la empresa que deje de importar productos israelíes.
Los sucesos se repitieron esta semana, cuando activistas defensores del boicot se manifestaron frente a las oficinas de Woolworths en Ciudad del Cabo con siete cabezas porcinas.

Sudáfrica es uno de los países del mundo donde el movimiento global de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel tiene más actividad, debido en parte a la identificación que la organización hace entre el régimen de segregación racial del "apartheid" -que sufrió un boicot internacional parecido al que proponen para Israel- y el trato del Gobierno israelí a los palestinos.

Tanto la dirección nacional del sindicato estudiantil COSAS como del movimiento pro boicot BDS se han distanciado de las cabezas de cerdo como formas de protesta.

Pese a ello, el Comité Judío Sudafricano considera que la campaña por el boicot es el caldo de cultivo para este tipo de acciones antisemitas, y cita entre ellas dos actos de músicos israelíes en Johannesburgo reventados por partidarios del aislamiento de Israel.

Discrepa Jessica Sherman, de la organización sudafricana Voces Judías por una Paz Justa (JVJP), cercana al BDS y que denuncia la política de Israel con los palestinos.

Sherman -que descalifica las protestas de cerdo por centrarse en lo religioso en vez de en lo político- defiende que sus críticas y las del BDS están suficientemente claras y no deberían dejar espacio para que "sean secuestradas por el antisemitismo".

Khan y Sherman coinciden, sin embargo, en su preocupación por que se extienda a Sudáfrica de la violencia antisemita que ha golpeado a países como Francia o Bélgica, donde varios judíos han sido asesinados en los últimos meses.

El viernes 3 de octubre, en plena temporada de festividades judías, agentes de seguridad comunitarios y de la Policía cerraron, al caer la noche y comenzar el "shabat"-jornada de descanso en el judaísmo-, las calles de las sinagogas de Johannesburgo y otras ciudades del país.

Las autoridades sudafricanas, explica Khan, tenían información de un posible ataque contra centros judíos similar a los ocurridos en Europa, algo que finalmente no sucedió.

Ante el repunte de las hostilidades por la crisis de Gaza, el comité judío sudafricano SAJBD califica de excelente la atención del Gobierno y la Policía a la seguridad de la comunidad judía, y alaba la "intolerancia con el racismo" de una sociedad marcada por esta lacra como la sudafricana.

"Además, tenemos la protección de una Constitución excelente, que tiene instituciones muy eficaces que nos amparan", recuerda Khan, que cita la Comisión de Derechos Humanos y repasa algunas de sus contundentes respuesta al antisemitismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)