27 de mayo de 2015 18:18

Los propietarios de los locales de La Mariscal buscan medidas para que se revean los nuevos horarios de atención

Protesta La Zona

Los propietarios de los locales comerciales de La Mariscal están inconformes con los nuevos horarios de funcionamiento de los establecimientos del sector. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 96
Triste 4
Indiferente 10
Sorprendido 3
Contento 41
Mayra Pacheco
Redactora (I)

Los propietarios de los locales comerciales de La Mariscal, en el norte, analizan medidas para solicitar que se deroguen los nuevos horarios de funcionamiento de los establecimientos del sector.

La tarde del miércoles 27 de mayo del 2015, luego de realizar una manifestación en la Plaza Foch y recorrer el sector, un grupo de personas se reunió para tomar acciones y mostrar a las autoridades su inconformidad por los horarios de funcionamiento.

Álex Jurado, propietario de un bar de esta zona, mencionó que se entregarán oficios en la Intendencia de la Policía y en el Municipio de Quito para que se revea la medida.

Mariscal 5


Las marchas continuarán. Este 28 de mayo está previsto que se movilicen hacia la Administración Zonal La Mariscal y a las 08:00 los dueños de los locales irán a la Intendencia.

Según Jurado, la disposición de la Intendencia sobre los nuevos horarios de funcionamiento de los establecimientos comerciales han afectado a esta zona. “Debemos reducir personal y hay deudas pendientes con los proveedores”.

Zona horarios

Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Juan Carlos Torres, propietario de otro bar, comentó que por la aplicación de nuevos horarios hoy tienen menos tiempo para trabajar. De lunes a jueves deben atender de 17:00 a 24:00. Los viernes y sábados de 17:00 a 03:00. Antes ellos abrían las puertas desde las 10:00 hasta las 03:00. “El bar estaba lleno al mediodía".

Los ‘flyeros’ o personas que reparten anuncios de los locales de esta zona mencionaron que ellos también han sido afectados. Aparte de que hay menor afluencia de personas hay una disposición municipal que prohíbe que estos realicen su labor habitual. Es decir recorran las calles para atraer clientela.

Ahora ellos deben depender de un local y trabajar desde la puerta hacia adentro. Caso contrario los dueños de los bares serán multados con USD 1 200, mencionó Torres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (59)
No (23)