11 de junio de 2018 00:00

El 64% de propiedades de Quito canceló el impuesto predial entre enero y junio

La parroquia de Nayón, en el nororiente, fue el sector en donde hubo mayores errores. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

La parroquia de Nayón, en el nororiente, fue el sector en donde hubo mayores errores. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Este viernes 15 de junio del 2018 termina el plazo para pagar el impuesto predial con el 2% de descuento, según los términos establecidos para el Pronto Pago en el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial (Cootad).

A partir del 16 de junio, el descuento por pagar el predial será del 1%. Miguel Dávila, administrador General del Municipio, dijo que esa rebaja tendrá una vigencia de 15 días. Desde el 1 de julio, el pago de este tributo será con recargo del 10% hasta finales del 2018.

En Quito hay 960 000 propiedades que deben pagar el impuesto predial. Desde enero hasta junio de este año, los dueños de 615 446 predios ya cancelaron este tributo. Es decir, en cinco meses el 64,1% de los contribuyentes cumplió con esta obligación.

En términos de recaudación, esto ha significado un ingreso de USD 55 418 492,62 por concepto del impuesto predial para el Municipio, tanto de las propiedades urbanas como de las consideradas rústicas.

Desde enero de este año, debido a las quejas por parte de contribuyentes que consideraron que el precio del avalúo de su propiedad era demasiado elevado y, por ende, el del impuesto predial, el Municipio inició un proceso de revisión de los catastros.

Casi seis meses después, el problema con el valor de los avalúos aún persiste para el sector hotelero de la ciudad, y para la parroquia de Nayón.

En el caso del sector hotelero, la demora en el reavalúo de los predios ha incidido en que los dueños de hoteles aún no cancelen ese tributo.

Mónica Heller, presidenta de MHeller Group, una consultora inmobiliaria, cuenta que, por ejemplo, quienes administran un hotel de cuatro estrellas ubicado en el norte de Quito aún no han cancelado el impuesto predial.

El valor a pagar por ese gravamen, según Heller, es superior a los USD 150 000. Por ello decidieron esperar a que se resuelva el nuevo catastro. Sin embargo, hasta la fecha, dice Heller, no hay cambio alguno.

“No hemos tenido respuesta al reclamo sobre el valor del avalúo que, en este caso, es incluso superior al precio comercial. Ese silencio de la autoridad nos ha dejado en el limbo sin saber si habrá o no un cambio. Sin embargo, al parecer, tendremos que pagar sin el descuento”, comentó.

Dávila dijo que en esos casos se siguen haciendo las revisiones correspondientes y que con los hoteles hubo tres problemas. El primero fue que los inmuebles en los que se realiza esta actividad están sujetos a una tabla en donde se toma en cuenta un factor relacionado al tipo de actividad económica.

Por ejemplo, si la valoración de un hotel es dc USD 100 000, la tabla plantea una multiplicación por 2,2. Así, el valor de ese inmueble termina en 220 000. “Es una tabla que se arrastra hace varios años y plantearemos al Concejo Metropolitano su revisión”, dijo Dávila.

El segundo problema fue que se estableció un mismo precio por metro cuadrado para las habitaciones y, por ejemplo, para los garajes. Finalmente, entre las diversas áreas de un hotel, no se tomó en cuenta elementos como los acabados.

En el caso de Nayón, según el Municipio, el problema fue que su característica de tener casas más lujosas al lado de otras más bien modestas generó confusión en las valoraciones. A esto se sumó el que no hubo un correcto levantamiento de la información.

Esto fue lo que le pasó a Juan Lema, morador de esa parroquia. Su terreno de 400 m2 está en el área de influencia de una construcción de nuevas edificaciones. “El Municipio me dijo que revisarán mi caso porque la valoración de esos departamentos influye en el área. El anterior año pagué USD 100 por predial. Este año me salió USD 1 000”, contó Lema.

Davila comentó que los errores cometidos en la revalorización aprobada en diciembre del 2017 se solventarán con una propuesta que se presentará en diciembre de este año al Concejo Metropolitano.

El objetivo del proyecto es plantear un nuevo ajuste que incluye una nueva fórmula que se acerque de mejor manera a los precios comerciales de los predios. Dávila dijo que la intención no es subir los avalúos.

La Administración General del Municipio espera contar con esta propuesta hasta septiembre próximo. Si no se da paso a la propuesta, el Cootad sugiere que haya un ajuste en dos años (2020).

En contexto 

El cobro en exceso del predial, después de la revalorización hecha por el Municipio, desde el 19 de enero hasta el 19 de febrero pasados, generó 429 solicitudes para devolución. Según el Municipio, esto significó la entrega de USD 408 828,30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (4)