22 de noviembre de 2017 16:14

Pronósticos de eventos naturales serán ejes de un nuevo proyecto

Foto: Cortesía de la Cruz Roja

Este programa se denomina Preparación en base a pronósticos (Forecast - based financin, Fbc, en inglés) y fue anunciado la mañana de este miércoles, 21 de noviembre del 2017, en Quito. Foto: Cortesía de la Cruz Roja

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Andrea Medina

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un nuevo modelo global en materia de gestión de riesgos busca que todas las entidades involucradas en esta área estén preparadas antes de que ocurran eventos naturales en el país como un tsunami, inundaciones o desbordamiento de ríos.

Para ese fin la idea es utilizar los pronósticos que elaboran instituciones como el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), el Instituto Oceanográfico de la Armada o el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica.

Este programa se denomina Preparación en base a pronósticos (Forecast - based financin, Fbc, en inglés) y fue anunciado la mañana de este miércoles, 21 de noviembre del 2017, en Quito.

El objetivo es además fortalecer la capacidad de respuesta de quienes actúan una vez ocurridos los eventos, como el personal de la Cruz Roja Ecuatoriana, una de las entidades que impulsa este modelo en el país.

Mathew Destroper, uno de los impulsadores de este proyecto indicó que los pronósticos meteorológicos, por ejemplo, si pueden ser el punto de partida de todo un mecanismo de acción de riesgos. "Los pronósticos son cada vez mejores, la información científica es cada vez más confiable. Todo depende del tiempo que nos da cada pronóstico, El Niño por ejemplo, nos da meses”.

Este mecanismo se aplica en siete pasos: entender los escenarios de riesgo, identificar los pronósticos, identificar los niveles de peligro, formular acciones tempranas, desarrollar protocolos de acción, valoración de esos protocolos y monitoreo de pronósticos.

Este modelo también se está aplicando en otros países como Mozambique, Mongolia, Filipinas, Bangladesh y otras zonas africanas para actuar ante la sequía o las fuertes tormentas.

En Ecuador y Perú –donde también se aplicará el plan- los eventos en los que se enfocan están más relacionados a temas meteorológicos, como las posibles inundaciones que podrían causar las lluvias fuertes en la Costa o la Amazonía.

Para Alejandro Terán, coordinador del proyecto Cruz Roja, esta idea si es aplicable en nuestro país para evitar más daños luego de que ocurren los eventos. “Lo más importante es que se invierte en la preparación de la comunidad, en la prevención. El impacto verdadero que se busca es que la gente va a saber qué hacer ante varios eventos adversos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)