10 de julio de 2014 00:00

Promociones en las cocinas de gas por caída de las ventas 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 20
Triste 3
Indiferente 6
Sorprendido 11
Contento 0
Alberto Araujo.  Redactor
albertoa@elcomercio.com

Una caída de entre el 10% y el 40% en la venta de las cocinas de gas ha motivado a los fabricantes y almacenes de electrodomésticos a crear promociones para lograr la salida de estos productos.

Las ofertas van desde descuentos del 20% en el precio final, pasando por la entrega de cupones para el llenado gratuito del cilindro de 15 kilos, hasta la dotación de una arroba de arroz y otra de azúcar por la compra de una cocina a gas.

La reducción de las ventas de estas cocinas se explica por la expectativa generada por el Gobierno de empezar a vender cocinas eléctricas de inducción a partir de agosto.

El objetivo es que la población cambie de cocina y deje de consumir gas subsidiado, que le cuesta al país alrededor de USD 700 millones anuales. Y que en su lugar utilice energía eléctrica, la cual promete ser más barata a partir del 2016, cuando operen las nuevas centrales hidroeléctricas.

Mario Rosero, gerente de Concresa, un almacén de electrodomésticos, cuenta que la venta de cocinas de gas cayó un 41% entre enero y mayo del 2014, comparado con el mismo período del año pasado.

Esta situación se arrastra desde finales del 2013, pues en el último trimestre de ese año la baja fue del 24% respecto del período del año previo, dice.

Rosero lo atribuye principalmente a las expectativas de los clientes sobre las nuevas cocinas de inducción.

Este decrecimiento en la salida de las cocinas de gas ha reducido este año la utilidad de la empresas. Por ello, Concresa ofrece un descuento cercano al 20% en cualquier cocina de gas.

“Si el cliente paga al contado, solo le cobramos el precio
de fábrica de la cocina y los gastos de traslado. Es decir, redujimos toda nuestra utilidad”, sostuvo Rosero.

Otras marcas como Durex y Mabe entregan siete cupones para recargar sin en costo el cilindro de marca Duragas.

Pero además, si el usuario adquiere las cocinas de gas de esta marca, recibirán un descuento adicional del 20% al adquirir la nueva cocina de inducción.

Rosero añade que se entrega un bono a los vendedores por cada cocina de gas despachada.

Las promociones para incrementar la compra de cocinas de gas proponen incluso la entrega de comestibles.

Geovanni Almache, representante de la importadora El Tejar, un almacén de electrodomésticos ubicado en el Centro de Quito, señala que por la compra de una cocina de gas Indurama, la marca entrega al cliente una arroba de arroz y otra de azúcar.

La razón es la misma, pues la baja en la salida de las cocinas de gas llegó al 10% en los últimos tres meses, dice este comerciante, quien añade que las ventas se han frenado desde el Día de la Madre.

La reducción en la venta de las cocinas de gas, sin embargo, no ha sido cubierta con una mayor salida de las nuevas cocinas eléctricas de inducción.

En un recorrido realizado por este Diario la semana pasada, por 10 almacenes de electrodomésticos con participación masiva en el mercado, como Artefacta, La Ganga, Orve Hogar,
Comandato, Japón y Concresa
, solo se ofertaban hasta dos modelos de cocinas de inducción, cuyos precios en su mayoría oscilaban entre USD 300 y 500.

Las ventas todavía son reducidas, pues los clientes esperan la llegada de cocinas de inducción de fabricación nacional y que han sido promovidas por el Gobierno, explica Rosero.

“A las personas que necesitan urgentemente una cocina, no les queda más que comprar la de gas, pero los que ya tienen prefieren esperar para ver las nuevas cocinas del Gobierno antes de tomar una decisión”, señala el representante de Concresa, donde se ofrecen dos modelos: uno de fabricación china de dos quemadores, a un precio de USD 300. Y un segundo de cuatro quemadores con horno, de origen estadou­nidense, a USD 2 000.

En el mercado nacional predomina actualmente la oferta de cocinas de inducción importadas y que pagan 35% de arancel, lo que las encarece.

Los modelos de fabricación nacional comenzarán a venderse desde agosto y sus precios irán desde USD 159 hasta USD 685, dependiendo del modelo.

Y aunque en los almacenes de electrodomésticos con mayor participación del mercado aún no hay gran oferta de cocinas de inducción, en los locales más especializados sí han aumentado las ventas.

Por ejemplo el almacén Tu Casa, ubicado en El Recreo, que hace varios años vende cocinas de inducción importadas, incrementó la venta de estas en un 35% . Así lo indicaron representantes del local, quienes añadieron que el mercado se ha frenado en las últimas semanas a la espera de las cocinas promovidas por el Régimen.

Dentro de este programa, la Empresa Eléctrica Quito capacitó ayer a 121 electricistas que realizarán las conexiones internas para las nuevas cocinas de inducción.

Las nuevas cocinas requieren de un medidor que soporte el voltaje de 220 voltios y una conexión desde el medidor hasta el enchufe donde se conectará la cocina en el domicilio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)