16 de December de 2009 00:00

Promesa incumplida

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las autoridades deben explicar a los ciudadanos cuáles fueron los problemas que llevaron a que se incumpliera la promesa de que a partir de ayer, 15 de diciembre, ya no habría apagones en el país.

El argumento del oficialismo fue que el embalse de Paute cayó por debajo de los 1 975 metros sobre el nivel del mar y las probabilidades de que lloviera en la cuenca del Paute son escasas, ya que -según los técnicos del Inamhi- está entrando el veranillo de El Niño y habrá pocas precipitaciones hasta fines de este año.

Nada justifica, sin embargo, que se haya dado una fecha sin la certeza de que la situación se arreglaría. Probablemente la respuesta del Gobierno sea negar que hubo esa oferta y que, de alguna manera, la compensación será la rebaja en las tarifas mensuales de energía eléctrica. Seguramente se dirá también que la prensa distorsiona los hechos, pero millones de ecuatorianos escucharon aquel anuncio en intervenciones oficiales y en cadenas de radio y televisión.

Es lamentable, además, que en la rueda de prensa en la que se dio la noticia de que los apagones continuarían, los ministros de Electricidad y de Áreas Estratégicas no permitieran a los periodistas presentes realizar preguntas, lo cual es un gesto de poca transparencia y de escasa voluntad de
rendir cuentas.

Si se antepusiera la ética política a la necesidad de cuidar la imagen del Régimen, no se habría transformado en un juego de palabras el ofrecimiento de que ya no se producirían los cortes de energía eléctrica, aunque los voceros del oficialismo aseguren ahora, de manera confusa, que se cumplirá con lo ofrecido por el Jefe de Estado, es decir, que antes de Navidad se restablecerá el servicio normal en todo el Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)