24 de enero de 2015 08:54

Prohiben salir de Argentina al hombre que prestó el arma al fiscal Nisman

Las personas se manifiestan en las calles de Buenos Aires en Argentina para exigir justicia tras la muerte del fiscal Alberto Nisman. Foto: EFE

Las personas se manifiestan en las calles de Buenos Aires en Argentina para exigir justicia tras la muerte del fiscal Alberto Nisman. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia AFP
Buenos Aires

La justicia argentina prohibió la salida del país de Diego Lagomarsino, un colaborador cercano al fiscal Alberto Nisman que le prestó el sábado pasado la pistola calibre 22 que lo mató y que parece ser la última persona que lo vio con vida.

La Fiscalía informó que no había dispuesto custodia especial para Lagomarsino, quien el viernes (24 de enero del 2015) por la noche se puso a disposición de los investigadores.

La fiscal Viviana Fein, encargada de investigar la muerte de Nisman “está a la espera de la finalización de un peritaje balístico donde se dispuso la toma pruebas a los efectos del cotejo de ADN como así también si el proyectil extraído del cuerpo (de Nisman) se corresponde con el arma calibre 22 hallado en el lugar”.

Nisman apareció muerto de un disparo en la sien derecha el domingo en la noche, horas antes de comparecer ante el Congreso para explicar una denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner y su canciller Héctor Timerman por supuestamente encubrir a iraníes acusados de haber participado en un atentado contra una mutual judía en Buenos Aires en 1994.

Aquel atentado, que dejó 85 muertos y 300 heridos, ocurrió dos años después de otro en la embajada de Israel de la capital argentina (que dejó 29 muertos) , y es considerado el mayor ataque terrorista en la historia argentina.

La causa AMIA, como se le conoce en Argentina, lleva más de 20 años sin resolverse, con juicios anulados por serias irregularidades que dañaron la reputación de jueces y del servicio de inteligencia argentino.

Nisman, fallecido a los 51 años en su apartamento en Buenos Aires, cuatro días después de su denuncia contra el Gobierno, estaba implicado en la investigación AMIA desde 1997.

Pero fue en 2004 cuando se convirtió en máximo responsable de la Fiscalía Especial AMIA, cargo que le concedió el entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007) , hoy fallecido, esposo de la actual presidenta argentina.

La muerte del fiscal federal tiene en vilo al país desde el pasado lunes. La Fiscalía indicó en primer lugar que todas las pistas apuntaban a un suicidio, pero luego no se encontraron rastros de pólvora en la mano de Nisman, entre otros elementos que volvieron compleja la investigación.

Lagomarsino, señalado como un colaborador de confianza, experto en informática, habría visitado dos veces a Nisman el sábado, la última vez para entregarle el arma.

Según el gobierno argentino, Nisman no se suicidó y ha levantado sospechas sobre el papel del exjefe de operaciones de la Secretaría de Inteligencia, Antonio 'Jaime' Stiusso, removido del cargo en diciembre.

Stiusso trabajaba estrechamente con Nisman desde que el fiscal fue designado en 2004 para investigar el atentado a la AMIA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)