20 de July de 2009 00:00

El programa de alfabetismo finalizó en el cantón Urcuquí

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Ibarra

La noche anterior a su graduación, José Miguel Anrango Sánchez releyó la carta que entregaría a sus maestros.

A sus 74 años de edad, este  campesino del cantón Urcuquí, en Imbabura, dice  haber dado el paso más importante de su vida.

“No pude asistir a la escuela porque mi padre nos abandonó.    A veces he sentido esa tristeza enorme de no poder ayudar a mis hijos con sus tareas porque no podía leer ni escribir.
Ahora, ya puedo leer algunas cosas y escribir mi nombre y firmar. Es una bendición”, dice  Anrango.

Como él, 494 personas, todas mayores de 15 años, aprendieron con el Programa de Alfabetización y Educación para la Vida Yo sí puedo. El sábado pasado,  Anrango y sus condiscípulos acudieron al auditorio del Municipio de Urcuquí para demostrar sus conocimientos y graduarse.
 
Con sus camisetas blancas y las cintas tricolores (amarillo, blanco y azul celeste) en bandolera, los estudiantes, la mayoría con más de 65 años, ocuparon sus puestos. “Nunca imaginé que me sentaría frente a las autoridades, esperando mi graduación. Siempre asistí a las graduaciones de mis hijos”, comenta casi con lágrimas Concha Álvarez, de 73 años.

Hijos, nietos y bisnietos acompañaron a los graduados. León Suárez Alegría, asesor cubano responsable del programa de alfabetización en Urcuquí, comentó que empezaron   a trabajar  desde septiembre de 2006.

Fue un trabajo   mancomunado del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño, la Dirección de Educación,  el Municipio, CCF,  Federación de Organizaciones Campesinas de Imbabura y la gente de 35 comunidades.

El  alcalde Víctor Hugo Rivadeneira manifestó    que para el cantón este programa valió la pena y, advirtió, además,  que  espera continuar con el programa    de postalfabetización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)