21 de junio de 2017 13:13

Profesores secuestrados suplican a Trump y Turbull negociar con talibanes

En el vídeo fue difundido el 21 de junio del 2017 por el portavoz talibán Zabihullah Mujahid y aparentemente grabado el pasado 16 de junio. Foto: Captura Video

En el vídeo fue difundido el 21 de junio del 2017 por el portavoz talibán Zabihullah Mujahid y aparentemente grabado el pasado 16 de junio. Foto: Captura Video

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Dos profesores de la Universidad Americana de Afganistán, uno estadounidense y otro australiano, secuestrados hace diez meses por los talibanes suplicaron el miércoles 21 de junio del 2017 en un vídeo a los dirigentes de sus respectivos países, Donald Trump y Malcolm Turnbull, que negocien con sus captores.

"La única forma de que pueda ir a casa es que el primer ministro australiano hable con el gobierno talibán y que (...) trabaje para liberar a los soldados talibanes actualmente retenidos en las prisiones de Bagram y Pul-e-Charkhi", en el norte de Afganistán, dice el rehén australiano, Timothy John Weekes.

En el vídeo, difundido hoy por el portavoz talibán Zabihullah Mujahid y aparentemente grabado el pasado 16 de junio, el profesor pide a Turnbull que hable con el presidente estadounidense para "abordar este asunto y lograr un acuerdo con los talibanes".

"Rezo para que esto ocurra pronto y que los soldados talibanes puedan retornar a casa con sus familias para Eid (al-Fitr, festividad de fin del Ramadán) y que yo pueda volver a casa con mi familia y amigos", suplica Weekes.

Pide una rápida intervención al referirse a la festividad que tendrá lugar el domingo o el lunes, dependiendo del país, y concluye su intervención con un llamamiento de "Ayudadme, por favor".

El rehén estadounidense, Kevin King, se dirige también a Trump al afirmar que si bien sus captores les tratan "bien", su última voluntad es la "libertad".

Los profesores viajaban el pasado agosto en un vehículo de la universidad de camino hacia su residencia en Kabul, situada a unos 3 kilómetros del centro, cuando fueron atacados por un grupo de hombres ataviados con uniformes policiales.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los extranjeros son a menudo objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones dirigidas a obtener un rescate o a forzar intercambios por insurgentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)