23 de agosto de 2016 21:02

Un profesor será juzgado por el abuso sexual de un niño, en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 78
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Sara Ortiz

Los integrantes de la Unidad Judicial Penal de Quito habrían hallado evidencias en contra de José V., un profesor de Educación Física de una unidad educativa de la capital. Él es investigado por la supuesta violación de Lucas (nombre protegido), un niño de cinco años, ocurrida en el 2015.

El pasado lunes 22 de agosto del 2016 se realizó la audiencia preparatoria de juicio en contra del profesor. Por esta razón, este hecho se viralizó a través de redes sociales, especialmente Twitter. En los mensajes se pedía que se haga justicia.

La historia de Lucas comenzó en su establecimiento educativo. La madre del pequeño asegura que el profesor de deportes y natación se aprovechó de la vulnerabilidad del menor de edad y, con engaños, le llevó hasta un baño en el área de la piscina, en donde supuestamente abusó sexualmente de él. Luego lo golpeó y lo amenazó para que no contara a nadie.

Desde ese día, cuenta la progenitora, Lucas cambió. Empezó a tener miedo, se sentía inseguro de sí mismo; el chico alegre y feliz se volvió tímido y triste. Su familia supo que algo malo le pasaba cuando manifestó un comportamiento sexual inapropiado con un amigo.

Sus padres se preocuparon e intentaron hacer que Lucas les contara lo que pasaba. Su padre, en quién Lucas confía mucho, fue el primero en descubrir el supuesto abuso. El pequeño le dijo que un profesor abusó de él.

Desde ese momento, la familia del niño también cambió. Sus preocupaciones por las calificaciones en la unidad educativa y por las pequeñas peleas con otros niños se transformaron en la búsqueda de abogados, psicólogos, lo que obligó a pasar gran parte de su tiempo en consultorios y juzgados. Lucas actualmente recibe terapia psicológica y su familia espera que vuelva a ser el niño alegre de antes.

Para la familia este proceso ha sido muy difícil. Sobre todo porque el profesor estuvo a punto de quedar libre de culpa. Esto ocurrió el 8 de octubre del 2015, cuando el juez que conoció este caso decidió sobreseer al docente, es decir que lo encontró inocente.

Los padres de Lucas contaron que esa primera decisión fue una cachetada. Se sentían impotentes cuando el juez que conoció el caso dejó su cargo sin haber redactado su fallo por escrito. Sin esa resolución motivada, los padres no podían apelar. Semanas después, el caso pasó a manos de otro juez que tampoco les entregó por escrito la decisión del sobreseimiento del docente.

"Enviamos escritos al juez para que declarara nula esa decisión porque no nos motivaron, pero nos respondió que la decisión al darse en forma oral tenía validez", contó la madre de Lucas.

Sin embargo, a pesar de no tener la resolución escrita, la familia apeló en la Corte Provincial de Pichincha, en donde los jueces Emilio Veintimilla, Mónica Bravo y Anacélida Burbano, el 7 de abril del 2016 declararon la nulidad de la audiencia preparatoria de juicio; es decir resolvieron que la inocencia del profesor no era válida y que la diligencia debía repetirse. Esto ocurrió este lunes 22 de agosto.

Pese a esta decisión, ellos muestran su preocupación ya que el profesor sigue libre, pero con la condición de presentarse periódicamente ante el fiscal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (45)
No (6)