2 de febrero de 2016 13:15

Países productores de petróleo intentan hacer frente al agujero en sus presupuestos

El exceso de producción del petróleo mantendrá el bajo precio del crudo, opinó John Watson, directivo de Chevron. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

 Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Los países productores de petróleo están tomando medidas urgentes, incluyendo recortes y privatizaciones parciales, para hacer frente a la caída brutal de los precio del crudo, que agrava día a día el déficit de sus prepuestos.

"Ya no podemos esperar más", dijo este martes, 2 de febrero de 2016, el ministro ruso de Economía, Alexei Uliukaev, que quiere compensar con privatizaciones el déficit provocado por la caída de los hidrocarburos, que significan la mitad de los ingresos de su presupuesto.

Ante esta situación "crítica", el ministro pidió poner en marcha urgentemente privatizaciones para reducir la participación del Estado en algunos grupos públicos, como la petrolera Rosneft.

La caída del precio del barril, que cotiza en torno a unos USD 30, obliga a los países productores a buscar otros ingresos o a reducir sus gastos. "Es una fuente de riesgo", explica a la AFP Olivier Garnier, economista del banco Société Générale.

"El déficit público se está degradando mucho. Y para mantener la paz social y los gastos en armamento, los países productores no pueden recortar su gasto público", asegura.

A mediados de enero, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya alertó de las consecuencias de la caída de los precios. "La caída del precio del barril pone a prueba la situación presupuestaria de los países exportadores y afecta sus perspectivas de crecimiento", dijo la organización al publicar sus perspectivas económicas actualizadas.

Y, aunque en los últimos años, con precios récord, los países habían acumulado importantes reservas de cambio ahora empiezan a disminuir poco a poco.

Arabia Saudí, que como otros países del Golfo Pérsico ha tenido que aplicar medidas de austeridad, las reservas bajaron hasta USD 611 900 millones a finales de 2015, su nivel más bajo desde 2011, consecuencia de las retiradas masivas para compensar el déficit.

Sin embargo, según Ludovic Subran, economista en Euler Hermes, la situación todavía no es alarmante.

"Ahora mismo los países exportadores de África tienen al menos un año de reservas de cambio. Los demás todavía tienen la ayuda de instituciones internacionales", como el FMI o el Banco Mundial, dijo a la AFP .

En muchos casos el apoyo de estas instituciones supone medidas de austeridad impopulares o privatizaciones, con el riesgo de desatar conflictos sociales.

"El margen de maniobra es muy pequeño. El crecimiento sigue frenándose y los ajustes son difíciles, con austeridad y recesión", explica Christine Rifflart, autora de un reciente estudio de la OSCE sobre los países emergentes.

Es el caso de Nigeria, que está negociando un préstamo con el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Mundial para financiar parte del déficit de 2,2 billones de nairas (unos 10 000 millones de euros) en su presupuesto para 2016.

Venezuela, con una economía en serias dificultades y cuyo presupuesto depende en un 96% de las ventas de petróleo, intenta otra vía. Su ministro del petróleo, Eulogio del Pino, empezó el sábado una gira por Rusia, Catar, Irán y Arabia Saudí para promover una estrategia conjunta de los países productores de crudo, sean o no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La caída del precio del barril no sólo afecta a los países emergentes y podría tener consecuencias también para los bancos en Canadá, que brindaron 42 000 millones de dólares canadienses en préstamos al sector de los hidrocarburos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)