11 de mayo de 2016 11:48

Productores de Manabí y Esmeraldas reactivan su comercio en Quito

Productores esmeraldeños y manabitas se instalaron en las afueras de Magap para ofertar sus productos. Foto: EL COMERCIO

Productores esmeraldeños y manabitas se instalaron en las afueras de Magap para ofertar sus productos. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 67
Mario Alexis González

Conchas, camarones, langostinos, dulces y licores. Esos son los productos que se comercializan la mañana de este miércoles 11 de marzo, en los exteriores del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), en el norte de Quito. Se trata de productores de las provincias afectadas por el terremoto que fueron invitados a la feria Intipallana (cosecha del sol) que se realiza una vez al mes en este lugar.

Evelia Chávez y su esposo Carlos Vera Zambrano llegaron desde Chone. Comercializan derivados de cacao y café cómo rompope, licor de café y cacao, también cacao líquido hecho manjar. Generalmente venden en Portoviejo, bajo el nombre de Theos Café y Cacao Gourmet, su emprendimiento familiar. Pero -dicen- la venta ha sido nula desde el terremoto.

La invitación se la hizo el Magap en un evento destinado a la reactivación de la economía que se llevó a cabo hace una semana en Portoviejo. Llegaron a Quito en su propio vehículo y esperan seguir haciéndolo durante todos los meses. Quieren levantar su negocio, pues con el sismo se cayeron las paredes de su taller, se averiaron las máquinas y perdieron mercadería.

Andrés Canchinga es un pescador oriundo de Muisne, en Esmeraldas. Durante el terremoto la bodega en la que guardaba los insumos para la pesca sufrió afectaciones estructurales y perdió casi todos sus materiales de trabajo. Esta semana volvió a salir al mar y con lo que consiguió llegó a la capital para venderlo.

Trajo dos quintales de langostinos y dos mil conchas. Los vende a USD 8 la libra de langostino y a USD 14 las cien conchas. Al igual que el resto de productores espera que la invitación del Magap se repita el próximo mes y puedan volver a vender sus productos, que garantiza “son frescos y sanos”.

Además, agradeció la solidaridad de los quiteños que han llegado en gran cantidad a las instalaciones del Magap para comprar sus mariscos. “Esta es la mejor forma de ayuda, así vamos a mejorar nuevamente nuestra actividad”, dice el esmeraldeño.

Leonardo Bustamante y su madre Estrella Delgado vinieron desde Rocafuerte, en Manabí. Vende dulces propios de ese cantón como alfajores, enrollados, troliches y rombos de leche, dulce de guineo, grocella y piña, suspiros y cocada de diferentes sabores. Cada bandeja la expende en USD 1.

Pablo Izquierdo, director de normativa técnica del Magap, informó que para esta feria se instalaron cinco carpas con productores esmeraldeños y manabitas y en cada una están los representantes de diversas organizaciones de productores de esas zonas afectadas por el sismo del 16 de abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)