3 de agosto de 2017 00:00

Menos producción petrolera, pese a crisis

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez (tercero izq.), en la presentación de la ronda de campos menores, en junio. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez (tercero izq.), en la presentación de la ronda de campos menores, en junio. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

La Pro forma presupuestaria considera un volumen menor de exportación, en un año económicamente complejo. Para 2017 se prevé 6% menos en ventas que el año pasado.

El documento establece, según información difundida por la Secretaría de Comunicación, que las exportaciones se proyectan en 136,6 millones de barriles, cuando el año pasado fueron de 144 millones.

La reducción de las exportaciones obedece al acuerdo de recorte de producción que debe cumplir Ecuador en el marco de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), confirmó el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre.

Esto significa “menos barriles, menos ventas y un escenario complicado”, para el Fisco, anotó el funcionario.

La misma Pro forma establece que este año, el Ministerio de Finanzas espera percibir USD 3 241 millones, es decir,
1 113 millones más que lo alcanzado el año pasado.

Pese al recorte de la producción, según De la Torre, la meta de ingresos por ventas de petróleo se podrá alcanzar “gracias al esfuerzo de la petrolera estatal Petroamazonas, de bajar los costos de producción”, que se calculan en USD 19 por barril en promedio.

En noviembre del año pasado el país se comprometió en bajar 26 000 barriles diarios (bd) hasta mayo del 2018. El objetivo es estabilizar los precios internacionales del hidrocarburo a escala mundial.

Según el Banco Central del Ecuador (BCE), la producción diaria cayó este año hasta alcanzar los 528 000 b/d en abril, pero a partir de ese mes comenzó a subir hasta los 541 000 bd en julio pasado.

Para poder cumplir con la OPEP, el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, indicó que privilegiarán la producción de los campos petroleros con tarifa de petróleo más baja. En tanto, el recorte de producción se hará donde los costos de producción son más altos. Además, el Gobierno busca financiamiento privado.

El Estado lanzó en junio pasado la ronda de 15 campos menores en dos provincias.

Con relación a ello, el Ministerio de Hidrocarburos explicó que hubo 40 empresas interesadas de las cuales se calificó a 23. Las empresas están analizando la información y deben presentar ofertas la primera semana de septiembre.

Esto generaría un poco menos de 5 000 b/d, lo que impactaría en un aumento de la producción. Lo mismo podría suceder con la operación del campo Tambococha, para octubre, con una producción que se incrementará hasta llegar a un total de 60 000 b/d.

El Ministerio de Hidrocarburos informó que este momento analizan las propuestas dentro de la licitación de 40 pozos con financiamiento.

El exsecretario de la OPEP, René Ortiz, asegura que en un escenario de necesidades fiscal se puede subir la producción y señaló que el no cumplimiento del techo no implica sanciones para el país.

El titular de Hidrocarburos, anunció a mediados de julio que el país no está cumpliendo con el 100% del recorte. Incluso comentó que Ecuador había decidido aumentar progresivamente su producción por “obvias” necesidades.

Aunque luego, mediante un comunicado, aclaró que el país mantendrá el compromiso con el grupo petrolero.

No obstante, el anuncio causó reacciones políticas dentro del grupo petrolero. El cumplimiento de cuotas fue un aspecto central en la reunión de la OPEP del pasado 24 de julio. Allí, exigió a los países que ratifiquen su adherencia al acuerdo y que cumplan a rajatabla con sus compromisos.

De acuerdo con la Cartera de Hidrocarburos, la OPEP le permite al Ecuador ser parte de un cuerpo colegiado con intereses similares para apoyarse mutuamente, así como buscar socios estratégicos para la Refinería de Manabí.

Desde el 2007, Ecuador es miembro pleno y para seguir así debe pagar una membresía de alrededor de USD 3 millones al mes. Esta es la segunda vez que participa en el cartel.

Entre 1973 y 1993 conformó la OPEP, pero salió por no poder pagar las cuotas por ser socio. Cuando volvió tuvo que pagar todas las cuotas atrasadas.

Para el experto Fernando Santos Alvite, para no volver a salir de la OPEP, el país puede pasar a ser observador con lo que tendrá que pagar una membresía menor, no será necesario que cumpla con los compromisos de producción, y “tendrá voz y no voto”.

En contexto

En el documento resumen de la Pro forma presupuestaria 2017 se estableció un precio del crudo de USD 41,69 por barril, es decir, un monto mayor que el año pasado. La importación de derivados se calcula en -aproximadamente- 45,2 millones de barriles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)