3 de abril de 2015 16:49

Seis horas duró la procesión de Jesús del Gran Poder, en el centro de Quito

Aproximadamente de 1 500 cucuruchos y 300 verónicas participaron este 3 de abril del 2015 en la procesión de Jesús del Gran Poder, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Aproximadamente de 1 500 cucuruchos y 300 verónicas participaron este 3 de abril del 2015 en la procesión de Jesús del Gran Poder, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Andrés Jaramillo

Los fieles que acudieron a la procesión de Jesús del Gran Poder expresaron su devoción de diferente forma. Unos caminaron con los pies descalzos por las calles del Centro Histórico de Quito, sintiendo el asfalto y las piedras calientes por el sol que los acompañó toda la mañana, este 3 de abril del 2015.

Otros llevaron en los hombros una pesada cruz de madera, símil de la que cargó Cristo cuando fue condenado a muerte y crucificado. También hubo quienes caminaron con cadenas en los pies y sogas que usaron para golpearse el cuerpo hasta dejar mellas. Se podían ver a metros, impregnadas en la piel.

Pidieron perdón, oraron, agradecieron a Cristo por los dones recibidos. Y se encomendaron a Juan Bautista. La imagen fue de las primeras en verse durante la procesión. Le seguía la de la Virgen de Los Dolores, a la que cantaron y entregaron ofrendas florales.

Al final estaba el Jesús del Gran Poder, escoltado por una veintena de policías nacionales, su cordón de seguridad.
La procesión salió de la iglesia de San Francisco a las 10:30, recorrió las calles Bolívar, Venezuela, Manabí, Vargas, Riofrío, García Moreno, Sucre hasta volver a la Iglesia de San Francisco, cerca de las 16:00.

En la plaza, al pie del templo, se instaló una tarima para celebrar una liturgia ante cientos de fieles. Recibieron a Cristo en medio de aplausos y bendiciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)