2 de febrero de 2016 20:47

Un rosario de la aurora solemne para la Virgen del Buen Suceso

La procesión de la Virgen del Buen Suceso se realizó con el traslado de la imagen en el recorrido. Este acto se efectúa por los 25 años de la canonización. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

La procesión de la Virgen del Buen Suceso se realizó con el traslado de la imagen en el recorrido. Este acto se efectúa por los 25 años de la canonización. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 55
Betty Beltrán
(I)

Un repicar incesante de campañas dio la bienvenida a los fieles que hoy martes, 2 de febrero, participaron del rosario de la aurora en honor a la Virgen del Buen Suceso.

A las 04:30, la iglesia del monasterio de La Inmaculada Concepción estuvo completamente llena, todas sus bancas de madera lacada estaban copadas por los fieles que participaron en la fiesta mayor de la Virgen del Buen Suceso, la madre del colonial Convento de las Conceptas, ubicado entre las calles García Moreno y Chile.

A cada devoto que ingresaba al templo le entregaban una estampa y un rosario. Mientras, en los exteriores, en la calle Chile, ya sonaban las canciones de la banda: el primer tema fue el paseíto Tu carcelera.

Los estandartes rojos comenzaron a moverse, así como las personas que llevarían en andas a la imagen de aproximadamente dos metros de alto. A las 05:20, la Virgen salió de la iglesia para recorrer, sobre un vehículo del Ejército, las calles del Centro y celebrar las bodas de plata, 25 años de la coronación canónica de la sagrada imagen por decreto pontificio (autorizó Juan Pablo II, en Roma).

El rosario de la aurora más solemne comenzó presidido con varios jóvenes que, entre sus manos, llevaban dos antorchas de hierro, un crucifijo y varios estandartes. Tras el carro con la imagen de la Virgen, rodeado por cadetes del Ejército, caminaron cientos de fieles con velas encendidas y rezando una oración: Corazón de Jesús.

Fieles participaron del rosario de la aurora en Quito

Raquel Toapanta, vecina de la Ciudadela México, cantaba con fe: Emperatriz del cielo, por ejemplo. Sonaron con más fuerza las campañas, también los vivas a la Virgen del Buen Suceso...

La imagen apareció ante la madre Mariana de Jesús Torres, el 2 de febrero de 1610. La Virgen le pidió mandar a esculpir una imagen igual a la de la aparición. La Virgen reveló a la madre Torres que en gran parte del siglo XX habrá corrupción.

"Es la primera vez que sale la imagen original", decía Lourdes Cando, moradora de La Floresta, y al mirar la imagen lloraba de alegría.

Los juegos pirotécnicos se confundían con las melodías... Viva la Virgen... Y salió el cortejo por la Chile e inmediatamente tomó la García Moreno.

Las trompetas de los granaderos de Tarqui tocaron las dianas y luego el toque de la banda del Ejército. Y el acto de contricción. Los padres nuestros...

La procesión continuó por la calle Bolívar y por ahí Rebeca Sangucho, de Toctiuco, abrazada a su nieta de 7 meses, Nayla, seguía cantando Tu corazón de dicha.. Y ya en la calle Venezuela, el chagrillo (pétalos de rosas) era más abundante y cubría la calle. Luego una oración.

Se volvió a la calle García Moreno y todos los fieles, detrás de la Virgen, retornaron al templo.

A las 06:20, juegos de artificio iluminaron el cielo quiteño para celebrar la fiesta mayor de la Virgen. Y luego comenzó la eucaristía multitudinaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (2)