22 de octubre de 2015 00:00

Planes preventivos por el Cotopaxi alcanzan a 54 mercados del Distrito

Los comerciantes del mercado Iñaquito reciben capacitación en el área de riesgos; varios centros de comercio son parte de un plan de prevención. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Los comerciantes del mercado Iñaquito reciben capacitación en el área de riesgos; varios centros de comercio son parte de un plan de prevención. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Betty Beltrán

¿Cómo actuar ante la posible caída de ceniza volcánica? Las respuestas son diversas entre comerciantes de los mercados del Distrito Metropolitano. Zoila Cárdenas, del Central, dice que lo primero que haría es protegerse con mascarilla y gafas, y si el polvo fuera excesivo cerraría el negocio de flores que, desde hace 46 años, mantiene en ese centro de abastos.

Eso es lo que le dicta -dice- el sentido común y los consejos de prevención que ha escuchado en los diferentes medios de comunicación. Espera que, hasta su lugar de trabajo, llegue la capacitación y las charlas relacionadas con la posible erupción del volcán Cotopaxi.

En la actualidad se realiza un curso sobre Seguridad Preventiva y Convivencia Ciudadana. Eduardo Vergara, presidente del Mercado Central, explica que se está haciendo un plan ante un posible incendio o explosión. Por esto, programará algunas charlas sobre el plan de contingencia e incluso hacer un simulacro. Son 176 comerciantes en esta estructura.

Marco Murillo, supervisor distrital de Comercio, aclara que el plan de seguridad “no es una charla o conferencia, es todo un plan de riesgos integral para los centros de comercio”. Es decir, la capacitación en tema de riesgos, que incluye ceniza, fuga de gas, incendios, eventos telúricos, desechos de los mercados, convivencia, cuidado del producto, salud del cliente y del comerciante.

Max Campos, director metropolitano de Gestión de la Seguridad Ciudadana, recuerda que hace tres meses el alcalde Mauricio Rodas dispuso que se coordinen acciones que permitan fortalecer los temas en el ámbito de seguridad integral en los diferentes mercados, no exclusivamente en el tema de la caída de ceniza.

Los mercados que ya han recibido la explicación en riesgos son: Las Cuadras, San Roque, Chiriyacu, La Floresta, Santa Clara, Iñaquito, América y Central. En noviembre se sumarán: Cotocollao, Andalucía, Calderón, Carapungo y La Magdalena.

En los primeros tres mercados ya se capacitaron alrededor de 300 personas. “No es posible integrar a todos porque no se tiene la capacidad operativa. Necesitamos un grupo de 45 personas en cada capacitación“, comenta Campos.

En el Mercado Central suman 176 comerciantes, de los cuales fueron capacitados 45; en el Mercado Santa Clara, con 200 comerciantes, fueron 40.

Washington Toapanta, presidente de la Federación de Mercados del Distrito (que aglutina a 25 centros de abastos), pide que la capacitación sea para todos los comerciantes de los mercados, más todavía cuando en los mercados el 60% son personas de la tercera edad; ellas necesitan protección”.

Comerciantes del mercado Iñaquito reciben charlas de capacitación sobre prevención. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Comerciantes del mercado Iñaquito reciben charlas de capacitación sobre prevención. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Por otro lado, Murillo señala que de los 54 mercados, que abastece a 1 200 000 personas en el Distrito Metropolitano de Quito, siete pudieran afectarse ante la posibilidad de una erupción del volcán Cotopaxi: Conocoto, El Tingo, Amaguaña, Tumbaco, Arenal, Píntag y Cumbayá, ubicados en los valles de Tumbaco y Cumbayá.

Lo bueno, comenta Murillo, es que esos centros de abastos funcionan cuando se realiza la feria de fin de semana. Por eso, se capacitan con la Secretaría de Seguridad, ahí tienen los protocolos públicos. Los comerciantes van a los sitios seguros, pues tienen un plan de contingencia integral, conjuntamente con la población del sector o barrio circundante.

En el tema de limpieza, Morillo sostiene que se intensificará a través de hidrolavado, ejecutado por la Emaseo. Es decir, la idea es tener mercados más limpios y saludables, libres del polvo volcánico y de los elementos contaminantes de los productos.

Sobre las medidas de almacenamiento ante la posibilidad de la caída de ceniza, Murillo informa que “se ha pedido información al Ministerio de Agricultura porque se trata de un proceso que maneja la Secretaría Nacional de Riesgos. Nosotros tenemos puntos de venta, mas no almacenamiento”. El 75,2% de los comerciantes mayoristas no dispone de una bodega de almacenamiento.

En cuanto a los planes de comercialización, se coordinan los tiempos de abastecimiento con el Mercado Mayorista, los cuales no superan los cuatro días. El Mayorista abastece un 60%, el resto (40%) se reparte entre los mercados de San Roque y otros que introducen directamente el producto.

Esa información se la han pasado al COE y a las entidades pertinentes para que prevean un plan de riesgos.

También han pedido un plan vial de abastecimiento alternativo, porque si se afecta la Panamericana Sur -por donde ingresa el 70% de la producción sobre todo de hortalizas y legumbres de la zona central- se debería viabilizar otra vía.

Dependiendo de la cantidad de ceniza, se pudieran cerrar los centros de abastos, sobre todo las ferias y las plataformas; y se reforzarían otros mercados: el San Francisco, por ejemplo; u otros que se ubican en el norte de la urbe.

Volcán 

En el caso de los centros de comercio ubicados en la zona urbana, pudiera afectar la caída de ceniza; hay acciones definidas para la venta y el almacenamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)