31 de octubre del 2015 00:00

10 claves para entender el Presupuesto estatal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 9
Contento 22
Mónica Orozco
Coordinadora  
morozco@elcomercio.com (I)

Hoy se espera que el Gobierno envíe el Presupuesto del 2016. Inmediatamente se comenzará a hablar de déficit, precio del barril de petróleo, deuda pública y otros términos que pueden parecer lejanos, pero en realidad tienen un gran impacto en la vida diaria.

Desde el precio de la gasolina que se paga en una estación de servicios hasta el IVA que le cobran cuando adquiere una simple gaseosa en la tienda tienen que ver con el llamado Presupuesto General del Estado.

El Presupuesto no es más que una planificación de los ingresos que percibirá el Gobierno y de cómo gastará esa plata.

“Así como una familia define cuáles serán sus gastos en un mes, el Gobierno hace una planificación de sus gastos pero para un año”, dice el titular del Instituto de Economía de la Universidad San Francisco, Santiago Bucaram Villacís.

Una buena parte del Presupuesto se alimenta de los impuestos que pagan los ciudadanos y las empresas, a la espera de que el Estado utilice esos recursos en mejorar el acceso a servicios en su ciudad o barrio, en educación, etc.

El Gobierno también recurre a la venta del petróleo para financiar sus gastos. Son ingresos extraordinarios y que no son permanentes, pues algún día el petróleo se agotará.

Pero si el Gobierno gasta más allá de los ingresos que le da la sociedad hay tres opciones: aumentar impuestos, bajar subsidios o endeudarse, dice Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal.

El experto anota que, a futuro, son los ciudadanos los que tienen que pagar las deudas. “Si un Estado le quita demasiado dinero a las personas para sostener el gasto, esas personas se vuelven más pobres y tienen menos recursos para satisfacer sus necesidades”.

El Presupuesto es importante, además, por el enorme peso que hoy tiene el gasto público en la economía, lo que ha llevado a que negocios y empresas tengan al Estado como principal cliente. “Si el próximo año el gasto del Gobierno baja eso significa que también se reducirán las ventas de esos negocios”, añade Bucaram.

El Gobierno anunció que el Presupuesto del 2016 bordeará los USD 29 900 millones, esto es, USD 6 4 17 millones menos que lo que tenía presupuestado gastar en ese año.

Subsidios

Los ecuatorianos pagan menos de la mitad de lo que realmente cuestan las gasolinas, dejando al Estado que pague la diferencia, debido a los llamados subsidios. Este rubro, que además se paga con ingresos petroleros, se lleva casi el 10% de todo el Presupuesto de este año. Para el director del Observatorio de Política Fiscal, Jaime Carrera, este es uno de los subsidios menos equitativos para la sociedad, pues beneficia a personas de bajos y altos ingresos por igual.

3 497,9 millones de dólares se proyectó el 2015 para subsidio a combustibles

Déficit

Cuando los ingresos no son suficientes para cubrir los gastos del Gobierno se genera un déficit. Para cubrir ese faltante de dinero se puede recurrir a varias opciones. Una es bajar el gasto público, aunque esto puede reducir el dinamismo de la economía. Otra opción es cubrir esa brecha con más impuestos, lo que significará menos ingresos para las familias. El Gobierno puede revisar los subsidios o recurrir al endeudamiento. En ambos casos, el dinero sale de la sociedad.

5 368,8 millones de dólares en déficit fiscal se proyectó para este año.

Petróleo

La remodelación de la escuela pública a la que asisten sus hijos o una beca estatal para estudiar en el exterior son algunos ejemplos de los gastos que se financian con ingresos petroleros. El monto que se utilizará depende de cómo evolucione el precio del petróleo durante el año. Si el Gobierno hace una proyección demasiado optimista del precio puede que a mediados de año se vea obligado a realizar ajustes o recortes, explica el catedrático Santiago Bucaram.

3 087,4
millones esperaba el Gobierno este año en ingresos petroleros.

Inversión

La obra pública o inversión es uno de los rubros más visibles para el ciudadano del Presupuesto del Estado. Del gasto de inversión pública dependen las obras que se realicen en su barrio o ciudad; entre ellas están: carreteras, hospitales, escuelas, puentes, hidroeléctricas, aeropuertos, refinerías, etc. El año pasado, un 55% de la inversión total en el país salió del Presupuesto estatal. A inicios de este Gobierno era de un 30%, dice el exministro de Finanzas, Fausto Ortiz.

8 116 millones de dólares se proyectaron de inversión pública en el 2015.

Deuda


El Estado puede recurrir a deuda para invertir en obra pública. Sin embargo, se debe tener en cuenta que los créditos o cualquier otro tipo de financiamiento que obtenga el Gobierno lo tendrán que pagar los ciudadanos. De ahí que Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, cree que es importante que se transparente cómo se está endeudando el país, cuánto le cuesta ese financiamiento, en qué plazos y sobre todo a qué se destina esos recursos.

8 807 millones de dólares son las necesidades de financiamiento este año.

Municipios


Los municipios y prefecturas del país también reciben una asignación del Presupuesto General del Estado. Estos recursos se destinan a obra pública en las diferentes provincias y ciudades. Un 9% del Presupuesto para este año se asignó para los municipios y prefecturas, pero el próximo habrá un ajuste a la baja en la transferencia de estos recursos. Con menos recursos, cada Municipio o Prefectura deberá priorizar las obras o tomar medidas para obtener más ingresos.

3 253 millones de dólares entregará el Gobierno a los municipios.

Salarios


Un 24% de todo el Presupuesto estatal de este año se destinará para pagar los salarios de 487 885 servidores públicos, según el dato más reciente del Gobierno, de septiembre pasado. Según el Régimen, el 97% de esos funcionarios está en las áreas de educación, salud, seguridad y bienestar social. La masa salarial se ha duplicado en los últimos ocho años, pero no se conoce si la calidad de esos servicios ha mejorado en la misma proporción.

8 817 millones de dólares se tenía previsto gastar en salarios este año.

Impuestos

El Presupuesto se alimenta de impuestos que pagan los ciudadanos o empresas. Esto significa menos recursos para las familias o una menor cantidad de recursos para invertir en el caso de las empresas. “Los ciudadanos deben exigir al Gobierno que gaste adecuadamente esos recursos, que le devuelvan a la sociedad ese dinero en mejores servicios, en mejor educación, mayor y mejor acceso a salud”, dice Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal.

15 566 millones de dólares se proyectó recaudar en tributos el 2015.

Amortización


El Estado también debe cumplir cada año con el pago de intereses y capital de deuda adquirida en años anteriores a los acreedores locales y extranjeros. Si la deuda que se adquiere es a muy corto plazo y altas tasas significará que los montos por cancelar serán también altos. El Gobierno ha recurrido a nueva deuda para pagar estas obligaciones. Las amortizaciones y el déficit fiscal juntos son lo que el Gobierno llama necesidades de financiamiento.

3 090 millones dólares son las amortizaciones por pagar en el 2015

Precio de crudo

El precio del petróleo es uno de los indicadores principales de la pro forma presupuestaria. De él dependen los ingresos petroleros que en el 2014 sumaron el 18% del total de ingresos del Gobierno, aunque durante la bonanza petrolera llegaron a representar el 35%. Este año, el Gobierno programó sus gastos considerando un precio de USD 79,7 por barril, pero entre enero y agosto ha fluctuado en USD 46 por barril. El 2016 se calcula en USD 35.

79,7 dólares por barril fue el precio proyectado para este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (45)
No (7)