18 de junio de 2014 13:43

Presunto hijo ilegítimo del rey Juan Carlos ampliará demanda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 0
ANSA

El presunto hijo ilegítimo del rey Juan Carlos aprovechará la abdicación del monarca para ampliar su demanda contra él mientras el gobierno tramitará el viernes su aforamiento total y urgente.

Albert Solá Jiménez, en 1956, reclama desde hace años esta condición y ante la abdicación del monarca, momento en que éste dejará de ser inviolable, ampliará su demanda de filiación contra él de forma inmediata, según publicó hoy, 18 de junio, el diario digital El Confidencial.

La inviolabilidad del rey fue el motivo por el que un tribunal de Madrid no admitió a trámite la última demanda contra él, presentada por Solá en octubre.

El abogado de Solá, Francesc Bueno, presentará una ampliación de la demanda ante el “hecho nuevo” que supone la pérdida de la inviolabilidad del rey, por la que no puede ser juzgado.

Mientras, según informó hoy el diario El País, el gobierno de Mariano Rajoy tramitará este viernes el aforamiento total y urgente del rey Juan Carlos, quien hoy firmaba su abdicación en un acto solemne en el Palacio Real.

Su aforamiento total, civil y penal, abarcará su vida privada.

El aforamiento del monarca podría hacer que el caso del presunto hijo ilegítimo sea juzgado en el Tribunal Supremo.

En España hay cerca de 10 000 aforados -entre jueces, fiscales y políticos- que son juzgados en el Tribunal Supremo.

En la demanda que Solá presentó en octubre aportó nuevas pruebas, entre ellas dos cartas firmadas por La Zarzuela, para demostrar la presunta filiación.

El entonces príncipe Juan Carlos  hizo un viaje en los años 50 desde la Academia militar de Zaragoza, donde se encontraba estudiando, a Barcelona, según el relato de Solá.

Allí, siempre según su relato, conoció a María Bach Ramón, hija de una familia de conocidos banqueros de la ciudad, que daría a luz a Albert Solá en 1956.

“Poco antes de nacer yo, el rey le comunicó la noticia a varios de sus amigos” , sostiene Solá.

Tras el parto, unas enfermeras de la maternidad de Barcelona arrebataron el niño a María Bach y lo llevaron a la isla de Ibiza (islas Baleares) , donde estuvo hasta 1961, siempre según Solá.

En 1964 regresó a Barcelona, donde fue adoptado por la familia Solá Jiménez.

Solá empezó a investigar sobre su familia biológica y descubrió en unos documentos que aparecía la expresión “chupete verde” , que, según algunos historiadores, hace referencia a los bebés de sangre real, siempre según Solá.

Solá es mayor que el futuro Felipe VI, quien nació en 1968.

Solá conoció en 2012 a su presunta hermanastra Ingrid Sartiau, quien también reclama ser hija del rey Juan Carlos y que nació entre 1966 y 1967.

Sartiau sostiene que su madre, Liliane Sartiau, conoció al monarca en 1956 en Francia y que la pareja se reencontró en 1966 en Luxemburgo y nueve meses después nació ella.

Unas pruebas de ADN confirmaron al 91% que ambos comparten progenitor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)