23 de August de 2010 00:00

Por prestigio y respeto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Impacta la petición del presidente Correa de dar amnistía a Alberto Dahik. 

 

Siguiendo el reiterado ‘prohibido olvidar’, nunca olvidamos que las políticas económicas, incluyendo las bancarias, implementadas en el gobierno de Durán Ballén de  autoría de Dahik, dieron resultados funestos que empezaron con la quiebra del Banco Continental y culminaron con el feriado bancario de Mahuad, acontecimientos que sumieron en la   frustración y pérdida de ahorros a muchos ecuatorianos.

 

Siendo Dahik el mentor de lo peor de la noche neoliberal, no se entiende que Correa quiera redimirlo, debe ser una broma, porque como primer mandatario debe proceder siempre  a favor del Ecuador. Amnistía a Dahik por peculado es una bagatela frente a una  amnistía a sus ideas que en la práctica hicieron el mayor daño moral y ético que se haya registrado en nuestro país y no hay derecho para eso.

 

Martha E. Viteri Pazmiño

Carlos Vera, por fin llegó la hora

 

De iniciar el trámite para la revocatoria del mandato de Correa, ganándole en las urnas, con el voto de los independientes y arrepentidos capaces de cuestionar sus sueños, para nosotros pesadillas, de perennizarse en el poder y gobernar como Chávez en Venezuela o los Castro en Cuba.

 

Los gobiernistas con sus tácticas mañosas desde ya  tratan de desviar la atención, descalificando a Vera como si fuera candidato a la Presidencia. No caigamos en la trampa, no analicemos al único valiente contradictor que tomó la bandera de lucha en forma práctica, más bien dediquémonos a cuestionar la personalidad de Correa y sus actuaciones como gobernante, que serán motivo de campaña. Recordemos su prepotencia, sus insultos, sus mentiras, sus ofrecimientos no cumplidos, sus inconsistencias, sus contradicciones, su tolerancia-protección a  la corrupción, su mal manejo de la política exterior, la equivocada apertura de ingreso al país, sin visa ni investigación de extranjeros posibles delincuentes o que simplemente quitan el trabajo a los ecuatorianos, etc., etc., y finalmente, recordemos: ¿por qué  Correa, autoestimándose  el más inteligente y competente de los ecuatorianos,  no ha aceptado debates con Vera, Roldós, asambleístas, periodistas contradictores y denunciantes de corrupciones? Mi contestación es simple y contundente: tiene miedo que le comprueben sus equivocaciones y mentiras.

 

Antes que sea tarde, vamos a la revocatoria del mandato del Presidente, de los asambleístas, o exijamos la muerte cruzada, que Correa ofreció.

 

Nelson Ramos Paredes

 

Le parece insultante

 

Resulta insultante el eco que se hacen los medios informativos de  las observaciones, que emiten los extranjeros  a la  postergada Ley de Comunicación.  

 

Creo que somos capaces de resolver nuestros problemas dentro de  casa.

 

Quienes hemos estudiado Comunicación Social tenemos la impresión de  haber  cometido un delito;  dado que se afirma que el exigir que sean profesionales quienes laboren en los medios “sería una restricción ilegítima a la libertad de expresión, por cuanto contraviene  uno de los principios de la Convención….”.  No entiendo por qué se ensombrece a la profesión, de la que  muchos de los que  la satanizan han vivido utilizándola para lograr  importantes fortunas, labrando un poder fáctico, que se quiere seguir utilizando, más allá del requerimiento legítimo a  la calidad de los  contenidos.

 

Si el delito es pedir calidad y profesionalismo, entonces deberían demostrar que son tan amplios, no restringiendo   a la cultura de este país.

 

No sé de qué tanto se preocupan, pues si la ley no resulta acorde con sus intereses, simplemente no la cumplen y punto; como  lo han hecho con la Ley de Radio y Televisión o la Ley de Ejercicio del Periodista.

 

Galo F. Terán I.

Suelten el BlackBerry

 

El inteligente y divertido artículo  de Ivonne Guzmán, relacionado a este odioso pero indispensable adminículo, ha servido para que un grupo de socios encabezado por el suscrito, lo recortemos, lo enmarquemos y previo subrayado de todas las ideas fundamentales -que son muchas- sobre las reacciones que causa, lo enviemos con  cariño a una apreciada socia, la cual además se jacta de que “...las mujeres somos las únicas capaces de hacer varias cosas al mismo tiempo, así que no molesten...”. Cada semana espero con mayor avidez los artículos de la Sra. Guzmán.

 

Mario Ponce Lavalle

 

Jolgorio

 

Para disfrutar del último feriado, con mi familia nos trasladamos al bello rincón de nuestra geografía Mindo, llegamos a la hostería Arasari, fuimos recibidos cordialmente; recorrimos algunos hermosos parajes.

 

Llegada la noche nos retiramos a descansar, cual desagradable sorpresa que empezó a sonar una música a volumen insoportable, se había instalado en la hostería Kumbha Mela una fiesta; más que fiesta parecía una zambra, o jolgorio, irrespetando los legítimos derechos consagrados en la Constitución y leyes, de todos quienes nos habíamos alejado, justo, del bullicio; para estar en armonía con la paz  y con la bella naturaleza. La dueña de la hostería Arasari había solicitado al propietario un poco de consideración y respeto, que la fiesta bajara de tono, la petición no fue aceptada recibiendo una respuesta dura. Qué pena que aún existan personas que desconozcan las más elementales normas del convivir social, y  las buenas costumbres. Mi queja para que las  autoridades sancionen drásticamente a los dueños de estos lugares   sin Dios y sin Ley. 

 

Jorge E. Izquierdo Aguilera

 

¿Vago, sinónimo de delincuente?

 

Lamento que la profesora Fabiola Carrera se sienta indignada por mi opinión anterior y le pido mis disculpas por no haberme expresado con toda claridad. Lo que quería transmitir es que puesto que está comprobado científicamente que los profesores que tienen estudiantes considerados ‘vagos’ hacen su trabajo de manera diferente a si saben que todos sus estudiantes son de capacidad igual, entonces, aquellos colegios que tienen que recibir estudiantes de bajas notas se podrían convertir en colegios de delincuentes si no hay profesores con fe en el alumno y con amor a su profesión, que puedan hacer que los más malos sean los mejores más tarde.

 

Como corolario, le cuento que en mi diccionario ‘exclusivo’, como en el de muchos profesores, no constan para los estudiantes las palabras ‘vago, atrasado, dejado’ con las acepciones tradicionales. Lo que sí está es ‘carente de oportunidades para desarrollar su inteligencia’ pues desgraciadamente hay millones de ecuatorianos condenados a eso por los malos gobiernos.

 

Fernando Miño-Garcés

 

Copiar o decir la verdad

 

Todos los ciudadanos tenemos el derecho de manifestarnos en este espacio que nos brinda EL COMERCIO, para decir las opiniones con libertad y sin absoluta amonestación de nadie.  Por eso rechazo  a los difamantes vulgares calumniadores que dicen que copiamos de otras personas no se dan cuenta de lo que está pasando en la patria  en todos los niveles. 

 

Parece que  estos ciudadanos están hablando con los pies y no con la cabeza porque eso es la ignorancia que lo hace manifestarse de esa  manera .

 

Pero hay que seguir en la lucha pese a las críticas pese a estar  expuestos ya que tenemos la capacidad de escribir en la prensa y no estar en el silencio como cómplices y encubridores de la crisis económica y social.

 

Contesto  para rechazar a estos señores que se dicen ser leídos y la verdad  es que no  saben respetar a los críticos del poder porque parece que están con la revolución ciudadana.

 

Antonio Carrillo Del Pozo  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)