13 de January de 2010 00:00

La presión de los buseros por el alza del pasaje empezó en Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ecuador  

Eran las 09:00 de ayer y poco a poco los dirigentes del transporte urbano del país llegaban al parque  El Arbolito, en el centro de Quito.

Allí  repartían  gorras, mostraban las pancartas y letreros donde se anunciaba a qué cooperativa de transporte pertenecen. 

Un estudio listo
Los manifestantes  vinieron desde Cuenca, Loja, Ambato, Tulcán, Morona Santiago, Santo Domingo de los Tsáchilas, Latacunga, principalmente. 
La convocatoria para  la marcha se realizó el pasado sábado, luego de la cadena nacional del presidente Rafael Correa.   
La dirigencia de los  transportistas dice que tiene listo un estudio que respalda el alza del pasaje a escala nacional.  
El Gobierno realizó una   propuesta: subsidios y precios diferenciados para los transportistas, para la adquisición de accesorios para los carros.

El propósito de la movilización era llegar hasta la Plaza de la Independencia, para pedir al presidente Rafael Correa que apruebe el  incremento del pasaje urbano. 

La propuesta de los transportistas es que la nueva tarifa se fije mínimo en USD 0,40. Es decir, piden un aumento de USD 0,15. El argumento es que el pasaje actual rige desde 2003, mientras que los precios de aceites, llantas y accesorios se han incrementado.

 “La caneca de aceite estaba a USD 47, ahora la conseguimos a  88, un filtro costaba USD 25 y ahora se lo compra a  55”, decía  Hernán Zambrano, presidente de la Cámara del Transporte Metropolitano de Quito.

Los transportistas se desplazaron por la avenida 10 de Agosto, por el carril del Trolebús.  Al llegar a la Plaza de la Independencia, los  manifestantes  se reunieron  frente al Palacio de Gobierno.

A las 11:30, un grupo de dirigentes, liderado por    José Santamaría,  ingresó a Carondelet. El resto de manifestantes esperó en  la plaza. Debido al fuerte calor, algunos se ubicaron debajo de las copas de los árboles.   Otros se refrescaban con  aguas y granizados.

Además, no dudaron en contratar a los fotógrafos que retratan a los turistas en la Plaza Grande. Con carteles en mano, se ubicaron bajo el monumento a la Independencia. 

“Tienen que ser firmes, no pueden ceder ante los ofrecimientos del Gobierno de solo entregarnos llantas a bajo precio”, decía el dirigente Zambrano. 

A las 14:00 concluyó la reunión en el Palacio de Gobierno. En ese momento, se conoció que el Gobierno se comprometió a debatir con los transportistas sobre el incremento del pasaje.  

Está previsto que las mesas de diálogo se instalen desde la próxima semana. Santamaría informó que  les pidieron que lleven estudios que justifiquen la petición del gremio.  
“El Gobierno también levantará un estudio socioeconómico, que será comparado con el que presentemos nosotros”.

Luego de que se conocieron los resultados de la reunión, los manifestantes empezaron a dispersarse. Dejaron sentada una advertencia:  “Si pasa de la próxima semana,  nos volvemos a levantar y ahí será con cierre de vías”.

Los transportistas aprovecharon la reunión con los representantes del Gobierno para pedir que solo se negocie con Santamaría, quien fue elegido presidente de la Federación Nacional de Transporte Urbano.

Eso, porque hay otro dirigente que dice ser el representante de los propietarios de los buses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)