24 de noviembre de 2014 14:46

El Presidente de Turquía arma escándalo mundial con su frase: 'Las mujeres no son iguales a los hombres'

Recep Tayyip Erdogan, presidente Turco, levantó la polémica en Twitter por sus frases machistas. Foto: AFP.

Recep Tayyip Erdogan, presidente Turco, levantó la polémica en Twitter por sus frases machistas. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 9
Estambul

Redacción Mundo y Agencias

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, generó hoy -lunes 24 de noviembre- indignación en las redes sociales y provocó la protesta de organizaciones de mujeres tras asegurar que las mujeres y los hombres no están capacitados para hacer el mismo tipo de trabajo.

"No pueden situar a una mujer que está dando el pecho en la misma posición, con las mismas expectativas, que un hombre que no tiene esas responsabilidades. Eso contradice la naturaleza", dijo Erdogan en una conferencia sobre mujeres y justicia en Estambul. La esencia de las mujeres y sus condiciones son diferentes a las de los hombres, remató.

Organizaciones de mujeres protestaron en Twitter contra las declaraciones de Ergogan y convocaron protestas en Estambul y Ankara para el martes 25 a través del hashtag #kadinerkekesittir (mujeres y hombres son iguales). Para la mujer la prioridad debería ser la "maternidad", eso se corresponde con la correcta forma de vida islámica, argumentó Erdogan.

La desafortunada frase generó una gran polémica pero la explicación de sus dichos fue más explosiva que la propia afirmación. "Va contra la naturaleza", se justificó Erdogan.

El presidente ha suscitado en múltiples ocasiones el enojo de los movimientos feministas turcos al tratar de limitar, sin éxito, el derecho al aborto o recomendar a las mujeres tener al menos tres hijos.

"No se puede dejar a las mujeres que hagan el mismo tipo de trabajo que a los hombres como en el pasado sucedió bajo el régimen comunista", dijo Erdogan. "¿Hay que darles una pala y dejarles trabajar? No puede ser. Eso va en contra de su grácil estatura".

La visión del papel de la mujer de Erdogan, presidente desde agosto, causa controversia en Turquía. Cuando fue primer ministro y jefe del partido gubernamental AKP, islámico y conservador, soliviantó los ánimos cuando señaló que toda mujer debería tener al menos tres hijos.

Según el Banco Mundial, la fuerza laboral femenina en Turquía es relativamente baja, sólo del 29 por ciento, en comparación con el 57 por ciento en Estados Unidos. Las mujeres sufren además en Turquía especialmente el azote de la violencia doméstica. En 2013 fueron asesinadas 214 mujeres a manos de sus parejas, según el portal de noticias independiente Bianet.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)