26 de November de 2009 00:00

Presidente paraguayo dice seguirá en el cargo pese a escándalo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

ASUNCION, Reuters

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, dijo el jueves que el nuevo escándalo de paternidad que enfrenta constituye "una gran campaña montada" y aseguró que no dejará el cargo pese a la presión de sectores golpistas que buscan alejarlo del poder. Lugo, un ex obispo católico que en abril reconoció a un hijo de dos años y enfrenta dos demandas de filiación, fue consultado en rueda de prensa sobre la reciente denuncia de una de sus sobrinas, quien aseguró que el presidente tenía una hija no reconocida de 22 años.

"Considero que esto forma parte de una gran campaña montada sin ningún asidero objetivo y, precisamente por eso, no se merece ningún comentario de un presidente de la República", respondió Lugo en la conferencia. Las expresiones de Mirta Maidana, hija de la Primera Dama, Mercedes Lugo -hermana del presidente-, desataron una nueva tormenta en torno al gobernante, quien enfrenta el acoso de la oposición en su segundo año de mandato y se vio obligado a relevar la cúpula militar semanas atrás en medio de rumores de un golpe de Estado.

Ante la insistencia de periodistas, el presidente sostuvo que la joven Fátima Rojas pertenece a una familia a la que conoce desde 1977 y a la que pidió perdón por verse invadida en su privacidad. La madre de Rojas reiteró el jueves que la identidad del padre de su hija era un asunto privado, sin admitir ni negar la información. Lugo ha tenido problemas para poner en marcha reformas socialistas por la negativa del Congreso de mayoría conservadora a aprobar fondos destinados a programas públicos.

Miles de campesinos afines al Gobierno se manifestaron en Asunción para exigir la aprobación de los recursos. El mandatario dijo que la comunidad está despertando para defender su voto y aseguró que estará "firme y sin dudar un segundo en relación a su misión hasta el 15 de agosto del 2013", fecha prevista para la finalización de su Gobierno. "Vamos a estar enfrentados seriamente (...) ahí donde la Constitución se enfrenta al golpismo regresivo y autoritario.

Del lugar donde nos puso el pueblo no nos mueve sino el pueblo", enfatizó. Los escándalos de paternidad que Lugo enfrenta desde abril han dañado su imagen de gobernante honesto en un país mayoritariamente católico, según encuestas independientes, pero el presidente aseguró que otro tipo de sondeos mostraban lo contrario. "Los mensajes especialmente del mundo femenino me dicen que ha subido bastante mi popularidad", aseveró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)