29 de octubre de 2015 21:33

El presidente Rafael Correa consideró que no tuvo tiempo suficiente para hablar en el debate económico

El presidente de la República Rafael Correa durante el debate económico en las instalaciones de GamaTV junto a los economistas Alberto Dahik, Mauricio Pozo y Ramiro González. Foto:  Galo Paguay/ EL COMERCIO

El presidente de la República Rafael Correa durante el debate económico en las instalaciones de GamaTV junto a los economistas Alberto Dahik, Mauricio Pozo y Ramiro González. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 152
Triste 4
Indiferente 6
Sorprendido 8
Contento 12
Redacción Política

“Hubiera sido mejor un periodista económico que interrogue al presidente”, dijo el presidente Rafael Correa en un conversatorio con medios realizado en Guayaquil la noche de este jueves 29 de octubre del 2015, en referencia al tema del debate económico realizado la noche previa, en Quito.

Correa criticó el formato, porque consideró que no tuvo suficiente tiempo para hablar sobre la situación del país, a pesar de que fue quien tuvo la palabra la mayor cantidad de tiempo. Pese a ello, el Mandatario tuvo intervenciones por un total 00:56:06 (56 minutos con 06 segundos), Alberto Dahik 00:17:36, Ramiro González 00:17:40 y Mauricio Pozo 00:11:28.

También manifestó su descontento con el criterio de los economistas del panel, que, entre otras cosas, mencionaron la dificultad del Ecuador al no contar con un fondo de estabilización. Dijo que eso sería una falsa prudencia que dejaría el dinero “vago”. “Es estar miserablemente estable, sin carreteras ni hidroeléctricas”, agregó.

Un capítulo aparte le dedicó a quien fuera la cabeza del IESS y parte de su gabinete, Ramiro González. "Son los malos economistas y los malos políticos. Recuerde cuántos años llevan diciendo que el modelo va a colapsar y más tarde hay un terremoto o nos cae un meteorito y dirán colapsó. Esos son los mediocres los que dicen esas cosas sin sustento”, respondió ante una pregunta de un periodista en la sala.

Calificó como una barbaridad lo que ha dicho González con respecto del riesgo del IESS, luego de que el Estado retirara su aporte para el fondo de jubilaciones. Dijo que el que haya más de un millón de nuevos afiliados “por las políticas de la revolución ciudadana dan sostenibilidad al sistema”. Sostuvo que puede haber déficit actuarial en algún momento, pero otra cosa es el flujo de caja y que ahora en el IESS el balance es positivo: “recibe mucho más de lo que gasta”. Después afirmó: “Creo que Ramiro actuó mal y politiqueramente y la gente se dará cuenta de que no hay autenticidad”

También defendió los proyectos como Coca Codo Sinclair, las Unidades de Policía Metropolitana, los centros de salud y otras obras porque, según su criterio, el país que más rápido se va a recuperar de la situación económica adversa causada por la baja en el precio del petróleo sería Ecuador, por su infraestructura.

Dijo que es conocido que las condiciones del país son bastante difíciles a nivel económico y que “nos quieren convencer de que hay crisis. ¡Qué bueno!, esas son las crisis de la revolución ciudadana, donde hay desaceleración económica y dicen que hay crisis. ¡Qué bueno que ya no nos maten las crisis como en el 99!. Los que conocemos un poquito de economía y tenemos algo de honestidad intelectual y seriedad sabemos que es un momento difícil en lo económico”.

Agregó que todavía no se puede decir que el país está en recesión, pero que puede cumplirse “un concepto mínimo” si se toma en cuenta lo difícil de la situación en el tercer trimestre del año en curso. Sin embargo mencionó que aun así, no se podrá hablar de pérdida de bienestar si se cuida a los más pobres y al empleo”.

Esas declaraciones surgieron luego de que Correa hablara de obras en Guayaquil y de la situación del Estero Salado, de la que había hablado horas antes en una reunión de Guayaquil Ecológico. El Presidente criticó el sistema de alcantarillado en zonas de Guayaquil, como el Guasmo Sur, en donde dijo que no hay alternativa para evacuar y evitar que los desechos se arrojen al Estero Salado. “No se puede seguir contaminando el Estero, podemos seguir gastando la plata que quieran limpiando, que si se sigue ensuciando es plata tirada a la basura”, Dijo que el Municipio debe invertir el dinero que obtuvo mediante un crédito con el Banco Mundial, garantizado por el Estado, para mejorar el sistema hidrosanitario hasta el 2017, pero agregó que sería mejor que se ejecuten esas obras antes.

Luego retomó el tema del debate y dijo que aunque “hagan los malabares que quieran, las quebradita, los trampolines, los volantines”, la explicación era muy sencilla: “el país dejó de recibir USD 5 000 millones, lo cual en un sistema dolarizado es una brutalidad y en una economía de USD 100 000 millones, el impacto es inmenso. Y no se trata de si aquí está el socialismo de siglo 21 o el capitalsmo o marxismo o marcianismo”.

Agregó que sería burlesco sostener que la situación actual, que según su criterio no es de crisis, se haya dado por culpa del Gobierno. Aceptó que se viven tiempos difíciles, debido a una crisis externa, pero repitió que “lo estamos haciendo muy bien. Los que hablan de crisis desean que esto ocurra, pero no ocurrirá”.

Con respecto al presupuesto del próximo año, mencionó que el plan es únicamente terminar obras ya empezadas tanto en Guayaquil como en el resto del país y no se iniciarán nuevos proyectos, debido a la situación económica. Según Correa, el programa de inversiones del Gobierno central solo empezará nuevos proyectos si hay financiamiento externo. La inversión se reducirá en USD 3 000 millones. “Siempre dijimos que nuestra variable de ajuste iba a ser el Programa Anual de Inversiones y eso es lo que hemos hecho para el 2016. Un precio del barril a USD 35 marca un déficit de 2,5% perfectamente manejable”. También sostuvo que durante el 2015 ya se ha disminuido disminuido la inversión en 2 200 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (17)