25 de abril de 2015 16:50

Vecinos de la Basílica están preocupados por el color del templo

El Municipio de Quito aclaró que esa capilla no es de piedra. Señaló que se coloca una base para luego pintarla de un color similar a la piedra de la nave mayor. Foto: Gabriela Castellanos/ EL COMERCIO

El Municipio de Quito aclaró que esa capilla no es de piedra. Señaló que se coloca una base para luego pintarla de un color similar a la piedra de la nave mayor. Foto: Gabriela Castellanos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 7
Contento 5
Gabriela Castellanos

En los patios de la Capilla del Inmaculado Corazón de María permanecen los andamios que usan los trabajadores que están dando el mantenimiento a sus paredes exteriores.

En la tarde de este sábado 25 de abril, no había personal realizando estas tareas pero se notaba que el trabajo no estaba terminado aún.

En la fachada exterior de la capilla todavía hay lugares donde se observa el desgaste de la pintura anterior. Pero en la nave mayor, en la Basílica del Voto Nacional como tal, no se observan cambios. La piedra no tiene señales de haber sido tratada y tampoco hay indicios de cambios en el interior de los altares.

Tras los cuestionamientos que se dieron en redes sociales por ciudadanos capitalinos rechazando cualquier cambio que se haga al color de la iglesia de estilo gótico, el Municipio de Quito emitió un comunicado anunciando que esta capilla no es de piedra.

Señalaron que se coloca una base para luego pintarla de un color similar a la piedra de la nave mayor. El comunicado también indica que este mantenimiento ya se ha hecho antes y que no hay razón de preocuparse.

Algunos vecinos y visitantes todavía no tenían clara esa información y se mostraban preocupados.

Doña Alba vende empanadas en la entrada de este centro religioso. Dijo estar sorprendida con los trabajos. Considera que si llegan a pintar toda la iglesia (algo que ya ha sido descartado) se dañaría el estilo que tiene.

Carlos Mendoza, visitante, indicó que no sabía de los trabajos que se estaban realizando y consideró que, en todo caso, si se llegar a hacer cambios importantes en la iglesia, se debería consultar a la ciudadanía; “esto es de nosotros, los quiteños", dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)