14 de agosto de 2015 20:16

Preocupación en las comunidades aledañas al Cotopaxi, por la emisión de ceniza

Habitantes de Machachi, provincia de Pichincha, se cubren de la ceniza del volcán Cotopaxi. Foto: EFE

Habitantes de Machachi, provincia de Pichincha, se cubren de la ceniza del volcán Cotopaxi. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Paúl Zamora

En las comunidades que se ubican alrededor del volcán Cotopaxi existe preocupación e incertidumbre, luego de que uno de los volcanes activos más altos del mundo registró cinco explosiones freáticas que provocaron caída de ceniza, desde la madrugada del 14 de agosto.

Al norte del Cotopaxi se ubican las comunidades de El Pedregal; Rumipampa; Güitig y Machachi y por el sur están Santa Rita y San Agustín del Cayo. Fabián Camacho vive en la comunidad de Santa Rita, a cinco kilómetros del volcán.

Aseguró que varias personas empezaron a desalojar las viviendas por temor a una eventual erupción. Él envió a su familia a Machachi y otros vecinos se han trasladado hasta la zona de Romerillo, que por su altura brinda más seguridad en caso de una erupción.

Fernanda Navas, jefa del Parque Nacional Cotopaxi, pidió calma a los ciudadanos y dijo que la evacuación sería viable solamente en caso de decretarse una alerta naranja. “Las explosiones freáticas se seguirán generando en el transcurso del día pero no se sabe cuándo pues la naturaleza es impredecible”, señaló.

Navas confirmó que a las 05:00 del 14 de agosto recibió una llamada de un guía de alta montaña diciéndole que se dieron dos explosiones freáticas con caída de ceniza y por ello se decidió cerrar el área protegida.

En estos momentos, no existe un solo ser humano dentro del refugio del Cotopaxi pues se evacuó en su totalidad. No obstante, el área protegida acoge un sinnúmero de especies de fauna silvestre como venados de cola blanca, pumas, osos de anteojos, conejos, aves migratorias como patos salvajes, gallaretas, gaviotas de páramo y caballos salvajes.

Los guías del Parque aseguran que dentro de la dinámica de los animales, por instinto, sienten el peligro y huyen. Por ejemplo, han divisado en los últimos días pocos caballos salvajes cuando generalmente en sectores como Limpiopungo se podían divisar manadas de 100 caballos.

“Los animales quizá haya emigrado”, dijo Navas. Por ahora, el Parque Nacional Cotopaxi permanecerá cerrado hasta que las autoridades decidan lo contrario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)