22 de diciembre de 2017 17:19

Los predios de hasta USD 70 000 quedarán exentos de pagar el impuesto

Segundo debate del Concejo Metropolitano para la Ordenanza que regula el impuesto a los prediales. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Segundo debate del Concejo Metropolitano para la Ordenanza que regula el impuesto a los prediales. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Evelyn Jácome

Por unanimidad, la tarde del viernes 22 de diciembre del 2017, el Concejo Metropolitano de Quito aprobó la Ordenanza que regula el impuesto a los prediales.

Según Santiago Betancourt, director tributario del Distrito Metropolitano, el 76,26% de los predios tendrían un incremento. Es decir 713 111 bienes.

Mientras que el 12,38% tendrían una reducción en el pago del impuesto predial, es decir 115 806 predios. Esto debido a que la nueva ordenanza contempla, además, la exoneración del pago de este impuesto para las viviendas de interés social, de hasta USD 45 000, o de interés público, de hasta USD 70 000.

Ellos deberán pagar únicamente los valores adicionales como la tasa de seguridad, la contribución de bomberos y la contribución especial de mejoras.

A este beneficio podrán acceder únicamente las personas que dispongan solo de una vivienda. Se excluyen aquellos predios que no tengan construcción. Este beneficio no aplica para los asentamientos urbanos ya que no tienen una valoración individual. Con esta medida, el impacto para la recaudación es de USD 1,5 millones.

Betancourt explicó, además, que el alza se debe a la revalorización de los predios de la capital, que se aprobó el miércoles. Hoy las propiedades tienen mayor valor, y por lo tanto, el impuesto también aumenta.

En total, 920 000 predios se actualizaron con miras a equiparar el valor catastral y el comercial de una propiedad.

Según Betancourt se hizo una moderación en las tarifas de modo que el nuevo valor del avalúo no tenga un mayor impacto en el cobro del impuesto.

Si se hubiese mantenido la misma tabla para calcular el impuesto que se usó este año, por concepto del impuesto predial se hubiese colectado más de USD 150 millones. Sin embargo, el costo social hubiese sido alto, porque no todas las personas hubiesen podido afrontar un alza de esa magnitud.

Hay ciudadanos que con la nueva tabla, deberían pagar menos, pero no será así. La normativa incluye un punto que señala que nadie pague menos de lo que pagó el año pasado.

Es decir, todos los predios cuyo patrimonio mantengan su valor o se incremente debido a la revalorización, deberá pagar lo mismo que el 2017.

Los ingresos recaudados por concepto del impuesto predial se destinan a los gastos de inversión de la ciudad. Esta ordenanza estará vigente por los próximos dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (6)