16 de July de 2009 00:00

El precio retrasa al Coca-Codo Sinclair

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

Las negociaciones entre el Gobierno y el consorcio chino Sinohydro para la construcción de la central Coca-Codo Sinclair están detenidas en el aspecto económico.
 


La variación del precio
En el Plan  Nacional de Electrificación 2006-2015, se estableció un costo de USD 987 millones.       En marzo de 2007, el ministro de Electricidad, Alecksey Mosquera, dijo  que  ese sería el costo. 
A inicios de 2008, dijo  que el costo era de  USD 1 600 millones.
En abril de 2008,  se calculó en  USD 2 000 millones.      En un último estudio de la firma    Coca Sinclair, se determinó que el proyecto tendría un costo directo de USD 
1 366 millones y de USD 1  864 millones más  costos de inversión.

El Gobierno inició las negociaciones con un precio referencial de USD 2 000 millones. Según autoridades, no pagarán   más allá de ese monto.
 
Sin embargo, fuentes cercanas al proceso señalaron que el grupo negociador chino exige el pago de, al menos, USD 2 700 millones para hacer la obra.
 
Se trata de la obra de ingeniería más grande del país. Con 1 500 megavatios de energía instalada, puede abastecer a un tercio de la población del país.
 
Pero no todo el tiempo. La falta de lluvias en la zona donde se ubica el proyecto en ciertos meses del año hace temer que la planta no genere la energía prevista.
 
El Centro Nacional del Control de la Energía (Cenace), en un análisis presentado en mayo de 2008 en un seminario del sector eléctrico, en Salinas, ya advertía algunos riesgos del proyecto. Según este análisis, en épocas de grandes lluvias, la planta generaría casi a plena capacidad.

Pero en los meses de pocas lluvias, de octubre a febrero, existe la probabilidad de que la producción de energía del  Codo Sinclair caiga casi en un 80%. Y es que los estudios originales elaborados por el ex Inecel que datan de 1992 señala que la capacidad óptima del proyecto es de 859 megavatios y no de 1 500.

Esto sumado al hecho de que la obra no cuenta con los estudios definitivos aumenta el riesgo del proyecto, y con ello, su costo.

El titular de los Sectores Estratégicos, Galo Borja, es cauto al hablar del tema. “Está en la fase final (la negociación), en el precio del contrato. No puedo hablar de precios porque se está negociando”.

El contrato estaba previsto que se firme ayer, pero la negociación tomará unos días más, acotó Borja sin dar mayores detalles.
El proyecto es uno de los más importantes en la agenda del Gobierno, ya que ayudará a proveer de energía a todo el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)