18 de febrero de 2016 22:55

Los precios del petróleo se podrán recuperar en tres o cuatro años

El foro sobre el mercado petrolero se llevó a cabo en el auditorio Las Cámaras. De izquierda a derecha, René Ortiz; Fernando Santos Alvite y Jorge Pareja Cucalón. Foto: Alberto Araujo/EL COMERCIO

El foro sobre el mercado petrolero se llevó a cabo en el auditorio Las Cámaras. De izquierda a derecha, René Ortiz; Fernando Santos Alvite y Jorge Pareja Cucalón. Foto: Alberto Araujo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 13
Alberto Araujo

La recuperación del precio del crudo podría darse de una manera progresiva en los próximos tres o cuatro años hasta llegar a alrededor de los USD 60 por barril.

Sin embargo, debido a que la recuperación será progresiva, el Ecuador deberá ajustar sus gastos para soportar el tiempo de precios bajos.

A estas conclusiones llegaron en términos generales los panelistas del foro de análisis sobre el mercado petrolero que llevó a cabo la noche de hoy, 18 de febrero del 2016, la Cámara de Comercio de Quito con la participación del exsecretario de la Opep, René Ortiz; y los exministros de Energía, Jorge Pareja Cucalón y Fernando Santos Alvite.

Los precios del petróleo tipo WTI que sirve de referencia para el crudo ecuatoriano se encuentran en alrededor de USD 30, cuando en julio del 2014 llegaron a superar los USD 100.
Según estimaciones de Petroecuador, el petróleo ecuatoriano se estaría cotizando por debajo de los USD 20 por barril.

El escenario de la oferta y la demanda en el mercado.

Según René Ortiz, hay una sobreoferta de crudo a escala global de alrededor de 2 millones de barriles diarios en un mercado actual de consumo de alrededor de 80 millones de petróleo crudo (cerca de 90 millones con gas).

Del lado de la oferta, además, está el factor del regreso de Irán luego de que le fueran levantadas las sanciones. El experto considera que, por esta razón, la Organización de Países Petroleros (Opep) no solo que no podrá reducir su cuota de producción, sino que se verá obligada a ampliar su techo de 30 millones de barriles diarios a 31 o 32 millones para hacerle espacio a la producción adicional de Irán, según Ortiz.

Aunque Venezuela, Arabia Saudita, Rusia y Catar decidieron, en esta semana, congelar su producción a los niveles de enero pasado, Ortiz dice que existe mucho nerviosismo en el mercado y, además, se ha generado especulación, lo que explica por qué en los últimos días el precio del petróleo arranca al alza en las bolsas, pero termina a la baja al final de la jornada, o viceversa.

Otro país que podría entregar un millón de barriles diarios al mercado es Libia, en caso de resolver sus problemas políticos internos, advierte Jorge Pareja Cucalón.

El que Estados Unidos haya levantado su restricción para exportar petróleo y lo esté haciendo en estas últimas semanas es otro factor para mantener alto el nivel de la oferta, añadió el experto.

Este contexto de oferta abundante de crudo lleva, según Ortiz, a exista en el mercado dos tipos de crudo: el crudo barato (que requiere menos costos de producción), y el crudo caro (que tiene altos costos de extracción).

La mayoría del primero se encuentra en los países Opep y la mayoría del segundo, en los países no Opep. Con el actual nivel de precios, la mayoría de productores caros, como los crudos de esquisto (Shale Oil), comenzarán a salir del mercado.

Según Ortiz, está previsto que este año salgan del mercado cerca de 1,9 millones de barriles diarios caros de producir. Es decir, casi el mismo volumen de la sobreoferta.

Sin embargo, los precios no se recuperarán si no hay una demanda mayor de petróleo, en momentos en que Estados Unidos no crece a los niveles esperados, Europa no se levanta aún de la recesión y los Brics están decreciendo, indicó el experto.

Pareja Cucalón dijo que cada vez más los autos eléctricos y otras fuentes energías como la fotovoltaica (solar) están ganando espacio lo que hace también que la demanda se debilite.

¿Cómo pueden evolucionar los precios?

Según Fernando Santos Alvite, de acuerdo con estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el crudo tipo WTI cerraría este año en un promedio de USD 40 por barril.

A esto hay que aplicar un diferencial o castigo de entre USD 10 y USD 12 por menor calidad para el petróleo ecuatoriano por lo que el crudo local podría promediar los USD 30.

Según la AIE citada por Santos Alvite, el precio se irá recuperando a un promedio de USD 5 por año a partir del 2017 lo que para el 2020 se espera que el precio del WTI regrese a los USD 60. Es decir unos USD 50 para el crudo local.

Pero difícilmente se elevarán por encima de este nivel, ya que a los USD 60 por barril volverán al mercado los productores de esquistos y en este nivel se estabilizaría el precio.

¿Cómo afecta este escenario al Ecuador?

Para los tres expertos, el país debe entrar en una etapa de austeridad y repensar su sector petrolero. Según Pareja Cucalón, se deben ajustar los costos de producción de los campos petroleros.

Dijo que no pueden estar en USD 26 por barril cuando en años pasados no superaba los USD 10 por barril. Añadió que no es la solución entregar los campos petroleros para que se hagan cargo empresas de servicios como el caso de Schlumberger en Auca, ni como se lo está planteando para Sacha.

Expresó que el país debe buscar atraer inversiones importantes de empresas extranjeras para que encuentren nuevas reservas, un tema pendiente de la actual administración.

Santos insistió en que el modelo actual de subsidios y de crecimiento de la demanda de combustibles no es sostenible en el tiempo con los actuales precios del petróleo por lo que se debe replantear el esquema de subsidios, gastos y, sobre todo, revisar los niveles de eficiencia de las empresas petroleras estatales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (0)