16 de junio de 2016 10:54

María de los Ángeles Duarte: 'van a faltar manos' para la reconstrucción

La ‘Expo Reconstrucción juntos por un Manabí y Esmeraldas’ se extenderá hasta el 19 de junio. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La ‘Expo Reconstrucción juntos por un Manabí y Esmeraldas’ se extenderá hasta el 19 de junio. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Pamela Castillo
Redactora

Cerca de 20 000 viviendas serán reconstruidas en Manabí y en Esmeraldas con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), según explicó la titular de esta cartera de Estado, la arquitecta María de los Ángeles Duarte.

Duarte estuvo presente en el tercer día de la Expo Reconstrucción, una feria que llama a los constructores del país para que apoyen con la reparación de las zonas que resultaron afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril. El encuentro se desarrollará hasta este domingo 19 de junio del 2016, en el Recinto Ferial de Portoviejo, en Manabí.

“Vamos a hacer ciudadelas para las familias. En Portoviejo tenemos una ciudadela que visitaremos con el Presidente (hoy, jueves 16 de junio). Ahí se va a desarrollar un asentamiento para todas las personas que perdieron sus casas o que están en las zonas de riesgo”.

Según Duarte, la reparación de cada casa tiene un costo aproximado de USD 10 000. Además hay un bono extra de USD 1 200 para las personas discapacitadas o que tuvieron un accidente durante el sismo. “Se planea invertir entre USD 30 y 40 millones en las urbanizaciones”, dijo la ministra.

Este apoyo se extenderá a otras zonas afectadas de la provincia del Guayas y hasta en Babahoyo (Los Ríos) que, pese a estar lejos de donde se registró el epicentro, existen 150 viviendas que presentaron daños tras el sismo.

“Todos los constructores de Manabí y Esmeraldas quedan invitados a participar. Quiero extender este llamado a los constructores solidarios que quieran trabajar desde Guayaquil, Machala o zonas aledañas, porque estamos claros que van a faltar manos: queremos construir en tiempo récord". Para ello, aseguró, hay 5 000 constructores trabajando para 20 000 viviendas que hay que reparar.

Estas reconstrucciones trabajarán con la modalidad de copago, es decir, que cuando la familia damnificada se encuentre en mejor situación económica deberá devolver al Estado parte de lo que costó la reparación de su casa. Una alternativa, según Duarte, es que si alguna familia tiene un terreno en un sitio de riesgo, lo puede ceder al Miduvi para evitar el copago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)