22 de junio de 2016 13:40

Una mujer perdió la vida tras nueva réplica del terremoto en Manabí

María Sorayda Vera, izquierda, es la madre de la mujer de 52 años que falleció tras la réplica que se registró el lunes 20 de junio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

María Sorayda Vera, izquierda, es la madre de la mujer de 52 años que falleció tras la réplica que se registró el lunes 20 de junio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 67
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 6
Fernando Criollo

Egda Magdalena Vera falleció la mañana del pasado lunes 20 de junio del 2016. El hecho ocurrió en el barrio Ciudadela Pacheco, de Portoviejo, cerca de las 07:00 de ese día, durante una réplica de 4.6 grados cuyo epicentro estuvo localizado en Jaramijó, Manabí, según información del Instituto Geofísico.

Desde hace tiempo Vera, de 52 años, se encontraba al cuidado de su madre, María Sorayda Vera, quien ha perdido completamente la vista y que además sufre de un problema de movilidad en su brazo derecho.

Ambas vivían en una humilde vivienda de construcción mixta, en la costera ciudad manabita. Su madre recuerda que en la mañana del lunes sintió un remezón seguido de un fuerte sonido, mientras descansaba en su habitación.

Mujer fallece tras réplica en Manabí

El bullicio de aves y perros de la zona alertó a las dos mujeres. Egda se levantó hacia el baño de la vivienda cuando su madre escuchó un golpe en el piso, la llamó por su nombre pero su hija ya no respondió. Apoyándose en los muebles y paredes llegó hasta donde se encontraba su hija tendida inconsciente en el piso.

Un grupo de vecinos acudió al pedido de auxilio de la mujer y llamaron al 911. Una ambulancia trasladó a Egda hasta una casa asistencial, sin embargo, varias horas después su madre recibió la noticia de su fallecimiento.

Vera explicó que tras el terremoto del pasado 16 de abril, la estructura de su casa, asentada al pie de una ladera, había quedado debilitada. Asegura que su hija sufría problemas de hipertensión que se trataba con medicamentos. Con lágrimas en sus ojos la mujer de 89 años recuerda a la menor de sus hijas que por años se hacía cargo de su cuidado personal.

El resto de sus hijos llegó de Guayaquil para acompañar a su madre al velorio y entierro de Egda, quien fue sepultada la tarde del martes 21 de junio en el cementerio general de Portoviejo.

Francisco Ramírez, hijo de María Sorayda, solicitó apoyo de las autoridades gubernamentales para el cuidado y asistencia médica y social para su madre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (17)