11 de abril de 2016 19:17

Portoviejo está afectado por el invierno

En la parroquia de Calderón el agua llegó a más de 80 centímetros de altura, según los moradores. Varios enseres resultaron afectados. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

En la parroquia de Calderón el agua llegó a más de 80 centímetros de altura, según los moradores. Varios enseres resultaron afectados. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa

Las fuertes lluvias que se registraron en Manabí hicieron que cinco parroquias rurales de Portoviejo se inundaran y que varios ríos se desbordaran. Según el Municipio de Portoviejo, desde la mañana de este lunes 11 de abril del 2016 se conformaron brigadas para evacuar a los afectados de las parroquias San Plácido, Alhajuela, Calderón, Chirijos y Riochico.

Según un boletín de prensa emitido por el Municipio de Portoviejo es la primera vez que en Calderón se da una inundación de esa magnitud. Los moradores aseguraron que el agua llegó a más de 80 centímetros de altura por lo que varios enseres resultaron afectados.

El alcalde Agustín Casanova informó que el Ministerio de Inclusión Económica y Social ha habilitado albergues para los afectados y que dos de estos serán ubicados en Portoviejo.

El Municipio señaló que en la parroquia San Plácido, además de la inundación, se registraron interrupciones en los tramos La Cantera, Mancha Grande Abajo, Cerro Mancha Grande de la vía Portoviejo-Pichincha. Desde la mañana trabajadores de la compañía Equitesa se encuentran habilitando la carretera rural. “En la vía San José-La Tranca, donde se presentan cuatro deslizamientos, se ha coordinado los trabajos con la Prefectura de Manabí”.

En el cerro Gabino existen tres deslizamientos. Este tramo es atendido por la Dirección de Obras Públicas Municipal.

En la zona urbana, en cambio, se debió suspender la producción de agua de la planta de tratamiento Cuatro Esquinas. Eso debido a que las fuertes lluvias hicieron que aumentaran los niveles de turbiedad y por tanto el líquido no es apto para el consumo humano.

Chone también se afectó

La lluvia que cayó durante la madrugada de este lunes 11 de abril por las zonas montañosas del cantón Chone, hizo que los ríos Garrapata y Mosquito, afluentes del río Chone, aumentaran el caudal del agua y se desbordara en varios sectores rurales.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Chone se reunió para evaluar los daños. Según el alcalde Deyton Alcívar, en la represa Simbocal se formó una palizada que dificultaba la evacuación normal del agua. En el lugar se trabajó con una retroexcavadora y se desalojaron los desechos que fueron arrastrados por las crecientes de los ríos.

Además el Cuerpo de Bomberos ayudó a evacuar los escombros en los sectores del Guabal y Dos Boca, para evitar que afectara a los pobladores de esos sitios. Alcívar aseguró que en Chone se hicieron trabajos para mitigar los efectos del invierno. Entre estos la limpieza de canales, alcantarillas, socavación de los ríos. “Nos hemos preparado, sin embargo con la naturaleza nunca se sabe. Y siempre hay que estar vigilantes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)