8 de November de 2009 00:00

Ponce vuelve a acusar al mensajero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dimitri Barreto
 Editor Judicial

La calidad de los helicópteros Dhruv no es un tema que se cuestione en la prensa. Tampoco lo es el hecho de que  Defensa  optó por contratar al oferente de la India, y no a los concursantes de  Israel, España o Rusia, para potenciar la flota de helicópteros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).



Una comisión  Hará  compras 

El Ministro de Defensa dijo que se integrará una comisión de contratación con miembros de las tres ramas de  FF.AA. para  futuras compras militares, dado que  la Junta de Defensa fue eliminada en 2008.

El ex jefe de la FAE, Jorge Gavela, critica la compra de material militar a India, China, Sudáfrica...  “Cuando hay variedad de equipos se debe hacer un esfuerzo logístico  grande y  resulta caro.
Se necesita personal diferente para cada nave”.

El coronel en servicio pasivo de la FAE, Ernesto Checa, considera que se debía limitar las operaciones de los Dhruv en la Sierra, por la falta de un sistema de  oxígeno.Lo que se ha develado más bien es que las autoridades militares aceptaron helicópteros, cuyas    partes (como el sistema de alerta de proximidad a tierra o los motores) e implementos (equipos de comunicación) no se ajustaban a lo establecido en el contrato 2008-d-006.

Ese convenio debe respetarse, según la Ley de Contratación Pública, y fue suscrito el 5 de agosto de 2008 por el ministro de Defensa, Javier Ponce, y el representante de la empresa Hindustan Aeronautics Limited (HAL), Jayaraman Shankar.

Pese a ello, Ponce no dudó en cuestionar a la prensa por el tratamiento del tema y por haber enlazado el accidente del helicóptero Dhruv, ocurrido el 27 de octubre en Quito, con las observaciones hechas al contrato de licitación de siete naves. Extraña que lo haga alguien que forjó su carrera en periódicos. 

El hecho concreto es que sin la prensa no se hubieran revelado las inconsistencias en dicha compra, lo cual solo fue posible gracias a una investigación posterior al accidente.  El helicóptero Dhruv FAE-604, que se siniestró durante una ceremonia militar en Quito, pertenece a la flota de naves adquiridas en el contrato 2008-d-006.

La comisión de recepción de cinco de esos artefactos (los dos restantes deberían llegar hasta fin de año) alertó en abril que los motores de tres de ellos no correspondían al contrato.

Y estableció que ninguna nave tenía el Sistema Mejorado de Alerta de Proximidad a Tierra (Egpws), lo cual también era una de las exigencias del acuerdo 2008-d-006. Los cinco helicópteros  tenían otro equipo de aproximación: Ulpas.

De hecho, técnicamente, el FAE-604 siniestrado era una de las dos naves que sí tenía los motores  de 2008. No obstante, estos también no se ceñían al contrato: en el documento se precisa que todas las partes de los helicópteros deben ser de la India. Pero los motores de los cinco Dhruv eran de Francia. La FAE justifica que ese cambio se hizo para mejorar su capacidad, pero eso no  estipula  el contrato.

Esas observaciones pudieran ser causales para la terminación  del contrato. La Ley de Contratación Pública establece en su artículo 94 que la entidad contratante podrá declarar terminados anticipada y unilateralmente los contratos:  “1. Por incumplimiento del contratista”. “3. Si el valor de las multas supera el monto de la garantía de fiel cumplimiento del contrato”.

HAL  entregó   una garantía de USD 2,4 millones. En caso de que las multas por las observaciones  -si estas se establecen- superan ese valor, se puede considerar la terminación del acuerdo entre HAL y  Defensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)