14 de agosto de 2014 00:05

Los políticos buscan la iniciativa ciudadana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 14
Contento 0
Carlos Rojas A. Editor (I)
politica@elcomercio.com

Los sectores de oposición siguen en la etapa de la lluvia de ideas sobre cómo frenar el proyecto de enmiendas de Alianza País que busca introducir la reelección indefinida.

En pocas semanas, la Corte Constitucional (CC) emitirá su parecer frente a la propuesta del oficialismo. Y como las distintas organizaciones políticas y sociales ajenas al correísmo están seguras de que ese tribunal fallará a favor de que los cambios a la Carta Política se realicen en la Asamblea, ha tomado la fuerza la idea de plantear una consulta a través de la recolección de firmas.

Lo que no está claro son los cómos. Los voceros de Creo, SUMA, Sociedad Patriótica, el PSC-Madera de Guerrero, Montecristi Vive y la Conaie parten de la idea de que es el pueblo quien decide sobre la figura de la reelección indefinida. Pero además creen que otros temas deben ser consultados. Es así que a socialcristianos y a SUMA les preocupan las competencias de los gobiernos seccionales, pues estos entes controlan los municipios más grandes del país.

Creo quiere blindar a la dolarización desde el voto popular y el expresidente Lucio Gutiérrez dice que no habrá ninguna garantía democrática si no se cambia la integración del Consejo Nacional Electoral.

La Conaie está interesada en que vía consulta se “nacionalice” la telefonía celular y que se vuelva al libre ingreso a las universidades. Montecristi Vive, en temas como el agua, la protección del Yasuní y respetar la justicia indígena.

La Concertación, liderada por César Montúfar, pone reparos a esta explosión de preguntas. “Eso es caer en el mismo efecto distractor que el Gobierno nos puso con su paquete de enmiendas”. A su juicio, el tema central es la reelección indefinida y si el país logra detener ese proyecto “autoritario”, cualquier otro cambio vendrá con posterioridad. Su idea es una sola pregunta.

Otro aspecto que no está claro son los tiempos. El excandidato presidencial Guillermo Lasso habla de comenzar con la recolección de firmas. Se necesitaría casi 600 000 válidas para que el proceso avance.

Pero Cynthia Viteri (PSC-Madera de Guerrero) prefiere esperar al dictamen de la Corte Constitucional, que no pasará de septiembre, y a que el bloque de Alianza País, que tiene el control total de la Asamblea, culmine con el primer debate. “La ventaja que tenemos es el candado de un año entre el primero y el segundo debate. Es allí cuando debemos actuar”.

Su argumento es que “solo cuando concluya el primer debate podremos saber hacia dónde apunta el Gobierno y desde allí definir la estrategia”.

Otro tema donde hay coincidencia es que cualquier iniciativa de consulta tenga un rostro ciudadano. Guillermo Celi, director del SUMA, considera que la gente debe apropiarse de este tema. “Hemos realizado ya contactos con fuerzas sociales y universitarias”.

Carlos Pérez, dirigente de la Ecuarunairi (filial de la Conaie) plantea que no haya partidos en esta iniciativa. Lo mismo sugiere Alberto Acosta. ¿Pero cómo tener éxito si el colectivo Yasunidos, que recogió firmas desde esa plataforma, no logró pasar el filtro del CNE?

Viteri y Celi hablan de un acompañamiento y de hacer el trabajo de carpintería por la capacidad de organización que tienen las tiendas políticas. Pero insisten en que los ciudadanos se pongan al frente del proceso. El expresidente Gutiérrez plantea una junta cívica.

Montúfar insiste en que el papel de las fuerzas políticas debe ser protagónico, “pero aquellas que significan presente y futuro”. Por eso invita a Creo, SUMA, al alcalde Jaime Nebot, a la disidencia de Alianza País. “Hacerlo con el PSP, el PRE o con Álvaro Noboa no tiene sentido, porque ellos representan el pasado”. “El acompañamiento ciudadano es clave, el Régimen teme a la consulta”.

Existen visiones distintas sobre una eventual consulta popular

La dolarización debe ser defendida desde el voto popular. El excandidato presidencial Guillermo Lasso sugiere esta pregunta junto al tema de la reelección indefinida.

La reelección indefinida es el único tema que el movimiento de César Montúfar considera primordial. Solo de esta manera se podrá articular un frente amplio con varias fuerzas.

La integración del CNE es estratégica para el partido de Lucio Gutiérrez. Si esta pregunta no acompaña a la de la reelección indefinida, no será posible parar al Gobierno, dice.

Las telefónicas nacionalizadas y las universidades con libre ingreso están en la agenda indígena.

Montecristi Vive habla del Agua, Yasuní y la justicia indígena.

Las competencias de los GAD deben blindarse en una eventual consulta popular. Esta pregunta iría junto a la de la reelección indefinida, desde la iniciativa ciudadana.

La defensa de la consulta popular sobre cualquier asunto sugerirá Cynthia Viteri al PSC

La prisión preventiva en delitos con muerte suba a 3 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)