30 de diciembre de 2014 22:51

Políticos y dirigentes arden en la pira ritual

La Corporación 31 de Diciembre, organizadora de la Fiesta Popular de Inocentes y Fin de Año, de Atuntaqui, resolvió quemar a Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Foto: EL COMERCIO

La Corporación 31 de Diciembre, organizadora de la Fiesta Popular de Inocentes y Fin de Año, de Atuntaqui, resolvió quemar a Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacciones Guayaquil, Sierra Norte y Loja (I)

Guayaquil y Atuntaqui tienen una larga tradición en la fabricación y quema de los años viejos o monigotes sobre algún personaje de sus ciudades.

En Guayaquil, hay quienes asocian el origen de la quema de años viejos con la epidemia de fiebre amarilla, que azotó a la ciudad a mediados del siglo XIX. Como medida de sanidad para liberarse de la peste los ciudadanos elaboraron muñecos con ropa de los fallecidos y los quemaron en las calles el 31 de diciembre de 1842.

Desde entonces, la quema de monigotes empezó a convertirse con el paso de los años en una tradición porteña. Fue en la época de José María Velasco Ibarra, en los tiempos de sus exilios, que la política comenzó a ser parte del trabajo de los artesanos de años viejos.

En Atuntaqui (Imbabura), esta tradición tiene alrededor de seis décadas y comenzó con la iniciativa de los obreros de la fábrica textilera Imbabura (hoy Complejo Cultural Imbabura), quienes organizaron la quema de los viejos. Se dice que los obreros iban como en procesión hacia la ciudad de Atuntaqui, en el otro extremo.

Esa actividad fue retomada por la Corporación 31 de Diciembre que institucionalizó la Fiesta de Inocentes y Fin de Año. Por eso, todos los años se elaboran y queman monigotes que representan a personajes que han hecho polémica. Así asegura Diego Villegas, presidente de la Corporación.

Comenta que la mayoría son políticos, que se han destacado en bien y en mal, por lo que hay “tela que cortar”. Precisamente, a las 16:00, se inicia la fiesta y se espera 40 000 visitantes.
Los hechos coyunturales políticos son fuente de inspiración para grupos y familias que acostumbran a armar los monigotes de fin de año en Loja. Se recrean historias, con un toque de sarcasmo, ya sea en rechazo o aceptación. Mire a quién se quemará en seis ciudades.

Guayaquil

Jaime Nebot Saadi

En la calle 6 de Marzo, el alcalde Jaime Nebot vuelve a ser-junto al presidente Rafael Correa- el político preferido a la hora de elaborar los monigotes a quemar hoy 31.

"Son los políticos que están en la palestra y además los que el público pide", dice Alex, quien se dedica a confeccionar 'viejos' hace 15 años. Los muñecos cuestan sobre los USD 180.

Ciudadanos como Alfonso Rodríguez comentan que quemarían un muñeco de Nebot por simpatía. "Es un personaje positivo al que Guayaquil le reconoce su transformación". Pero hay "correitas" que lo quemarían por ser polémico. 

Atuntaqui

Luis Chiriboga

La Corporación 31 de Diciembre, organizadora de la Fiesta Popular de Inocentes y Fin de Año, de Atuntaqui, resolvió quemar a Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Según Diego Villegas, presidente del grupo, lo hicieron por su desempeño frente al balompié nacional.

Con la gracia de esta festividad patrimonial, el testamento local señala: “Papá designó una soga/ para ‘atzagnarle’ al Lucho Chiriboga/ al eterno presidente de la Federación/ por las K-gadas que hizo con la selección/ le quemaremos con las cocinas de inducción”.

Ambato

Luis Alfonso Chango 

Los ambateños quemarán a Luis Alfonso Chango, presidente vitalicio del equipo Mushuc Runa Sporting Club de Ambato, creado en el 2002. De 47 años, es gerente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Mushuc Runa, que fundó en 1997. Lo quemarán como año viejo, porque el dirigente amenazó con mudarse a Guaranda a jugar si la gente no apoyaba al elenco en el estadio Bellavista. Eso causó revuelo en la hinchada ambateña.

Este año, el Mushuc Runa no tuvo un buen nivel, que por poco pierde la categoría; además, se vio afectado por la escasa asistencia de los hinchas.

Cuenca

Marcelo Cabrera


Sus actuaciones políticas en los primeros siete meses de su cargo como Alcalde de Cuenca lo convierten en un personaje de la ciudad para ser quemado. Marcelo Cabrera llegó a la Alcaldía en alianza con Participa, un movimiento opositor al Régimen.

Propuso revisar el trazado del tranvía Cuatro Ríos de Cuenca, pero él apoya al Gobierno y no cambió el trazado de la ruta, porque el Mandatario condicionó su colaboración económica siempre que se mantenga el diseño original. Por esas situaciones es uno de los personajes que más se quemará hoy en la capital azuaya.

Riobamba

Juan Salazar

El exalcalde de la capital de Chimborazo, Juan Salazar, es parte del imaginario de los riobambeños. Como tal ese es uno de los personajes escogidos en la urbe para ser quemado, debido a que fue sentenciado a permanecer ocho años privado de su libertad en el Centro de Rehabilitación Social de Chimborazo.

Salazar fue declarado culpable del delito de peculado, por el desvío de USD 13,3 millones de las arcas municipales a 31 cuentas bancarias del país. El polémico juicio, que duró 49 días, concluyó en junio de este año y se tomaron los testimonios de cerca de 300 personas.

Loja

José Bolívar Castillo

Entre los lojanos, el actual Alcalde es considerado como uno de los políticos con mayor trayectoria política de la provincia. Aunque en Loja no es común la venta masiva de caretas con su rostro, se elabora un monigote gigante.

Familias y amigos de barrio recrean el rostro del cuatro veces alcalde, en base a una fotografía; usan materiales como el engrudo, papel y pintura. La careta de José Bolívar Castillo será colocada en un monigote de tres metros. Lo quemarán hoy, porque ha retomado el trabajo para mostrar una ciudad limpia y ordenada para que los turistas la visiten.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)