18 de enero de 2016 23:40

Políticas de UE ante crisis de refugiados han sido atroces, según informe MSF

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La Unión Europea (UE) falló "catastróficamente" al dar una respuesta "atroz" a la crisis humanitaria de los refugiados en 2015, denuncia Médicos sin Fronteras (MSF) en un informe publicado el lunes 18 de enero del 2016.

El estudio detalla "los obstáculos que la UE y los Estados miembros pusieron en el camino de más de un millón de personas", la mayoría de las cuales huían de la guerra, al no dar alternativas a una travesía mortal por mar, construir vallas de alambre y cambiar continuamente los procedimientos administrativos de registro.

El informe critica también a las instituciones europeas por permitir que se cometieran actos de violencia en las fronteras y en el mar, y por "proveer una recepción en condiciones totalmente inadecuadas en Italia y en Grecia".

La organización denuncia asimismo que, durante la crisis de los refugiados, MSF ha tenido que movilizar barcos para salvar vidas en el mar por primera vez en su historia, y que nunca antes había tenido tanta actividad médica y humanitaria en Europa.

En el informe, publicado tras haber realizado más de 100.000 atenciones médicas, la organización denuncia asimismo que la situación en las fronteras externas de la UE forzó a MSF y otras organizaciones a ampliar "radicalmente" las acciones en los puntos de entrada a Europa.

"No sólo la Unión Europea y los gobiernos europeos fallaron al abordar la crisis, sino que su enfoque en las políticas de disuasión junto a su respuesta caótica a las necesidades humanitarias de los refugiados empeoraron activamente las condiciones de miles de hombres vulnerables, mujeres y niños", afirmó el director de operaciones de MSF, Brice de le Vingne.

De le Vingne opinó que en 2016 los Estados miembros "deben hacer un balance del coste humano de sus decisiones, asumir sus responsabilidades y aprender de sus errores".

Por su parte, la Asesora Humanitaria de Desplazamiento de MSF, Aurelie Ponthieu, subrayó que esta crisis está "lejos de acabar" e instó a Bruselas a crear una ruta segura y a "dejar de jugar con la vida y la dignidad de la gente".

"En 2015, los gobiernos europeos intentaron promulgar políticas para proteger sus fronteras contra personas vulnerables", manifestó Ponthieu, que añadió que espera que en 2016 "no haya más necesidad de proteger a estas personas de las políticas europeas". 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)