2 de June de 2012 00:01

Su voto favoreció la postulación de su hermano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tito Nilton Mendoza. Asambleísta Prian.

¿Quién es?
Político manabita. Años atrás fue militante del PSC. En el 2000 se principalizó como diputado nacional, tras la renuncia de Jaime Nebot. En el 2009 volvió a la Asamblea de la mano de Álvaro Noboa.   

¿Qué hizo?
A pesar de que su bloque resolvió dejar sin quórum  la sesión del Pleno para evitar que Alianza País impusiera sus precandidatos a la Corte Constitucional, votó en blanco por esa lista, donde figura su hermano.

¿Qué dijo?
“Voté en blanco porque no puedo votar en contra de mi hermano”. Esa fue la explicación del asambleísta  Mendoza. En el trámite legislativo un voto blanco se suma a la opción ganadora en una elección.

¿Otra señal del supuesto pacto disimulado entre el Gobierno y el Prian, partido del empresario Álvaro Noboa? En la Asamblea y en el SRI lo niegan de manera contundente.

En ciencia política, ese comportamiento se define como alianzas fantasmas. Es decir, apoyos mutuos y temporales que no se hacen públicos por evitar la crítica.

El jefe de bloque de la lista 7, Luis Morales, insiste en que sus legisladores mantienen la unidad política y opositora al Régimen. Así, que Vladimir Vargas haya dado su voto, en abril pasado, en contra del archivo de la ley de medios, no debe despertar ningún síntoma. Tampoco que el martes pasado, otro de los prianistas, Tito Nilton Mendoza, haya facilitado, con su voto en blanco, el triunfo de Alianza País en la nominación de los nueve precandidatos para la conformación de la nueva Corte Constitucional.

Dentro de esa lista está Tito Livio Mendoza, hermano del legislador del Prian por Manabí.

Su respuesta ha sido directa: “No puedo votar en contra de mi hermano”. Pero no por ello, deja de ser polémica. Mendoza fue parte de una votación pública, donde mantuvo un evidente conflicto de intereses personales, pues su hermano era parte de una lista de candidatos sujeto a negociación política en la Asamblea.

Además, el voto de este legislador despertó otra vez suspicacias en el país político esta semana. ¿Será que la estrategia del oficialismo y del Prian es dar votos a cuentagotas para evitar que se descubra un pacto que, en el propio Gobierno, causa escozor?

Carlos Marx Carrasco, director del Servicio de Rentas Internas, amenazó el jueves con renunciar a su cargo si se llegara a demostrar que, en efecto, Álvaro Noboa da sus votos en la Legislatura a cambio de indulgencias tributarias.

La posición de Carrasco fue enfática en su entrevista a Radio Centro. Ni el presidente Rafael Correa ni él estarían dispuestos a realizar una negociación de esas dimensiones. Bananera Noboa afronta un juicio por USD 90 millones interpuesto por el SRI.

Mientras Carrasco asegura que el Régimen no supeditará esas acciones legales, el empresario Noboa anunció su quinta candidatura presidencial, a pesar de que su partido no está reinscrito ante el Consejo Nacional Electoral.

La decisión de Noboa, aunque previsible, dejó con la boca abierta a muchos sectores de la oposición que han insistido en que la lid electoral de febrero del 2013 debe estar articulada por una gran alianza de fuerzas que permita derrotar al aparataje de la candidatura de Correa.

Pese a ello, Noboa tomó la delantera y si su decisión llegara a concretarse sería uno más de los candidatos por el sillón de Carondelet. Su anuncio, no obstante, abrió el debate político: ¿muchos candidatos fraccionarán a la oposición dejando al Presidente el camino despejado? ¿La candidatura de Álvaro Noboa podría ser útil a Alianza País en el 2013?

Mientras ello se despeja, uno que otro voto del Prian se ha sumado al oficialismo que, desde julio del 2011, ha tenido serios problemas para garantizarse una mayoría sólida pro Gobierno.

Ya se vio eso con Vargas, en el intento por votar la ley de medios. El mismo comportamiento mostró Mendoza esta semana.

Si el Prian tomara esas actitudes como verdaderos actos de indisciplina partidista, habría sanciones para los ‘descarriados’. Pero aquello no ha ocurrido.

Es más, la crisis dentro del Prian se vivió por el lado de Vicente Taiano, el hombre fuerte de Noboa en su bancada legislativa.

En abril, una vez que Vargas había advertido que votará con el Régimen en la ley de medios, Taiano, que entonces era el jefe de bloque, lo amenazó con expulsar del partido. Incluso hizo gestiones con Noboa para que le recordara la disciplina partidista.

El empresario convocó entonces a una rueda de prensa donde en lugar de hablar de los votos del Prian para la Ley de Comunicación, anunció su candidatura a la Primera Magistratura sin que su partido todavía recogiera las firmas para la reinscripción.

Taiano se sintió desautorizado y, tras cuestionar el proyecto de Noboa, renunció a la jefatura del bloque. Si bien no se ha desafiliado al Prian, optó por mantenerse en un bajo perfil. El comportamiento de los noboístas se replicó el martes pasado. Mendoza se alejó de la línea partidista para apoyar a los candidatos del oficialismo para la Corte Constitucional.

No ha habido jalón de orejas, por parte del partido a la actitud del asambleísta que años atrás militó en el socialcristianismo.

Resta por ver si Tito Livio avanza en el concurso organizado por el Consejo de Participación Ciudadana y ocupa una de las nueve sillas de la CC. Y si Noboa finalmente logra ser candidato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)