24 de May de 2012 00:01

TV Sangay, clausurada por la Supertel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A las 11:00 de ayer, la televisión abierta TV Sangay del Consejo Provincial de Morona Santiago salió del aire. La Superintendencia de Telecomunicaciones retiró los transmisores de la planta central y de las cuatro estaciones repetidoras.

El operativo estuvo liderado por el intendente de Telecomunicaciones de la Regional Austro, Fabián Brito. Le acompañaron el Intendente de Policía de Morona Santiago, un Fiscal y unos 50 policías. En ese momento, los empleados transmitían la programación por las fiestas de Macas.

En mayo del 2009, la Superintendencia de Telecomunicaciones entregó la concesión a la Prefectura para la instalación, operación y explotación de televisión. El año pasado, el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) inició un proceso de terminación unilateral de la concesión.

La decisión se adoptó en julio del 2011. Pero la Prefectura apeló el fallo e interpuso el recurso extraordinario de revisión que fue negado por el Conatel. El argumento es que la Prefectura incumplió con varias especificaciones técnicas del contrato.

Las principales son porque iniciaron la operación en octubre, medio año después del plazo máximo. Además, utilizaron una potencia más alta (120 megahertz) de la acordada (100) y no instalaron todos los equipos dentro de los plazos establecidos.

El procurador síndico de la Prefectura, Juan Cevallos, lo desmintió y aseguró que nunca fueron notificados de los plazos. Y que entraron a operar dentro de una extensión de plazo dado por el mismo Conatel. Ahora prepara una instancia de apelación para la devolución de TV Sangay.

Pero la Superintendencia de Telecomunicaciones informó que el canal incumplió su contrato de concesión, “al no entrar a operar dentro de un año, conforme a las disposiciones legales vigentes”. Además, aclaró que la Superintendencia solamente acató la resolución que tomó el Conatel de retirar la frecuencia y clausurar la estación televisiva.

Ante el anuncio de la suspensión inminente, desde enero pasado, un grupo de habitantes de Morona Santiago conformó el Frente de Defensa de TV Sangay. Este año han protagonizado dos movilizaciones de protesta. La última fue la semana anterior.

El prefecto de Morona Santiago, Marcelino Chumpi, anunció que presentarán ante la Fiscalía una denuncia por la requisa de los equipos de la radio. Y adelantó que adquirirán nuevos aparatos y retomarán las transmisiones, porque “la frecuencia nos pertenece”, manifestó molesto.

Chumpi cree que esta decisión de la Superintendencia es una retaliación política del Gobierno, que “cree que soy opositor, por no estar de acuerdo con algunas de las cosas que hace”, señaló.

El canal emitía programas educativos y rescate de valores artísticos de la provincia. Marcelo Noguera, presidente de la Casa de la Cultura de Morona Santiago, defiende a TV Sangay porque “era el único medio público que promocionaba el arte, en sus diferentes géneros, de la provincia”.

La televisora (canal 30) tenía su matriz en Macas, en el edificio del Consejo Provincial y laboraban 21 personas. La Prefectura destinó un presupuesto anual de USD 300 000. Tenían repetidoras en Sucúa, Nueva Huamboya, Gualaquiza, Santiago de Méndez y General Leonidas Plaza. La cobertura llegaba a casi toda la provincia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)