31 de December de 2010 00:00

Solines y Jaramillo tuvieron el apoyo del Quinto Poder

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Nada sorpresiva fue la decisión del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) al escoger a Pedro Solines como superintendente de Bancos y ratificar a Fabián Jaramillo, como superintendente de Telecomunicaciones. Los dos fueron los primeros integrantes de las terna enviadas por el presidente Rafael Correa.

La consejera Mónica Banegas mocionó a Jaramillo y resaltó que pese a que cualquiera de los tres candidatos podría ser elegido, la persona más opcionada era el actual funcionario. “Dado el caso de que la terna fue conformada por el Ejecutivo, se entiende que son gente de su confianza (...). Cuando uno hace la terna sugiere al más opcionado, primero”, así argumentó su moción.

Su propuesta fue apoyada por unanimidad por los siete vocales. Aunque las intervenciones de los consejeros recalcaron que una vez en el cargo, no deberán responder a los intereses del Presidente, aunque sean de su confianza, sino ante la ciudadanía.

Lo recalcó el consejero Luis Pachala. “Los tres candidatos son idóneos, pero debemos escoger a uno. Jaramillo tiene la mejor carpeta, indudablemente, pero pido que respete la libertad de expresión, que respete a la prensa y que trabaje como manda la Superintendencia, con autonomía”.

Antes de dar su voto a favor de Jaramillo, todos los consejeros recalcaron que ninguno de los tres postulantes de la terna para la Superintendencia de Telecomunicaciones recibió impugnaciones ciudadanas.

Mientras que en el caso de la Superintendencia de Bancos, se recibió una impugnación, pero no fue aceptada por carecer -a su criterio- de argumentos legales.

Solines fue mocionado por el consejero Fernando Cedeño y se aprobó su designación con los votos de Marcela Miranda, Cedeño, Mónica Banegas, Tatiana Ordeñana y Luis Pachala. Pero los consejeros Andrea Rivera y David Rosero se abstuvieron de votar porque, a su criterio, no se entregó suficiente información que compruebe su experiencia profesional. Solines ya se desempeñó como superintendente de Compañías durante este mismo Régimen.

“Queremos que se cierre ese período de la crisis bancaria y no exista en el Ecuador un solo depositario de la banca cerrada que no haya cobrado y que todos los deudores cumplan con sus obligaciones. Confío en que Solines cumpla con esa misión”, argumentó Cedeño. Los otros cuatro vocales se alinearon a esa reflexión.

Jaramillo y Solines son las primeras autoridades que designa el organismo luego de nueve meses de gestión. Se espera que la Asamblea fije fecha para su posesión ante el Pleno del Legislativo.

Aún queda pendiente la elección del nuevo Superintendente de Compañías y del Procurador General del Estado. En ese sentido, hasta el martes, el Pleno del Consejo de Participación deberá resolver si acepta o no la impugnación en contra de la candidata que encabeza la terna para Compañías, Suad Manssur. Ella fue impugnada por Ángel Salvador por supuesto conflicto de intereses durante su desempeño como delegada del Ejecutivo ante la Junta Bancaria.

Mientras tanto, en contra del actual procurador Diego García, quien encabeza la terna para esa misma dignidad, se aceptaron cuatro impugnaciones que deberán sustentarse en una audiencia pública la próxima semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)