Serrano pide sanciones para las dos concejalas de A. País que no acataron las decisiones de la organización

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Cuenca

El director de Alianza País en Azuay, Javier Serrano, la noche de hoy (15 de mayo del 2014) enfrentó solo el revés político que vivió al interior del Concejo Cantonal de Cuenca. A las 22:00 dio una rueda de prensa en la sede principal del movimiento y no le acompañó ningún edil.

En la tarde, en la primera reunión del nuevo Concejo Cantonal dos de sus nueve ediles (Ruth Caldas y Norma Illares) no acataron la decisión tomada por la organización política de apoyar la candidatura de Leonardo Berrezueta a la vicealcaldía.

En su lugar, dos ediles de la oposición (alianza Participa-Igualdad) postularon a Caldas a la vicealcaldía e Illares como presidenta de la Comisión de Mesa. En ambos casos consiguieron los votos requeridos.

En la elección, ellas votaron por sí mismas y echaron abajo la mayoría (nueve de 15) que tenía A. País en el Concejo Cantonal de Cuenca.

El tema generó una revuelta al interior del movimiento gobiernista. Javier Serrano solicitó a la Secretaria Ejecutiva, Doris Solíz y al Comité de Ética que analicen la actitud de sus compañeras y se imponga las sanciones respectivas.

El Código de Ética de A. País establece sanciones que van desde la suspensión hasta el llamado de atención y la expulsión del movimiento, en caso de desobediencia.

En este Gobierno, Berrezueta ha desempeñado como jefe político, gobernador, viceministro de Seguridad Interna, asesor de la Presidencia de la República…

En las elecciones del 23 de febrero pasado fue el concejal de mayor votación en este cantón.

Según Serrano, en la reunión mantenido el 8 de abril pasado con las autoridades triunfadoras y las del buró político, la organización acordó apoyar a Berrezueta camino hacia la vicealcaldía. Nunca se barajó el nombre de Caldas para esa dignidad.

“Pudieron no estar de acuerdo en su momento, pero ese fue el acuerdo”.  Serrano precisó que en las últimas dos semanas Caldas no apareció por ningún lado, pero le había dicho al ex alcalde, Paúl Granda, que iba a apoyar el tema.

En el caso de Norma Illares, Serrano firmó la carta de la decisión tomada “y pensamos que seguiría la línea. Sin embargo, tomó una opción que no era la que se decidió orgánicamente”, dijo Serrano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)