30 de April de 2011 00:00

Él se enredó en su pelea contra los medios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Totalmente confuso resultó el incidente que el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, mantuvo esta semana con diario El Universo.

Primero, negó la entrega de la nueva credencial para la cobertura diaria en el Palacio de Carondelet a la periodista de ese medio Sugey Hajjar. Luego aclaró que la negativa no fue contra la reportera sino contra el medio.

Alvarado argumentó que esa decisión se había tomado a propósito de la nota que El Universo publicó el 8 de diciembre, con información supuestamente falsa, que nunca fue rectificada. La nota recogía la denuncia de la supuesta persecución de la que el asambleísta Galo Lara decía ser objeto por parte del Secretario de Comunicación. El legislador le dijo a El Universo que los sujetos que lo habían perseguido tenían credenciales de prensa otorgadas por la Presidencia. Lara mostró dos acreditaciones expedidas a Vinicio Betancourt, pero que tenían fotos diferentes. Esta versión fue proporcionada a la Fiscalía.

Según Alvarado, El Universo publicó una noticia equivocada, pues Betancourt trabajaba para una productora privada y recibió credenciales al igual que el resto de la prensa externa. Y señaló que por más que había insistido en que el diario rectificara nunca lo hizo. Por eso dijo que se tomó la decisión de no renovar las acreditaciones a El Universo, pues consideraba que este tema ponía en duda la entrega de las credenciales por parte de la Casa Militar.

Como respuesta a esa versión, el Diario difundió el facsímil con la nota que publicó el 10 de diciembre donde se incluía la versión de los hechos por parte de Alvarado, con lo cual el diario no encontraba razón para el argumento que sustentaba la no entrega de las credenciales.

Entre el lunes y el miércoles, el incidente derivó en una serie de comunicados, aclaraciones y reuniones con los periodistas, donde Alvarado terminó por volver más confusa la situación. Incluso Pedro Delgado, primo del Presidente de la República, y quien dirige el fideicomiso AGD-No Más Impunidad, dijo el martes que no iba a responder las preguntas de El Universo, porque había instrucciones desde Carondelet.

Fundamedios y la Unión Nacional de Periodistas alzaron su voz. Consideraron que so pretexto de un pedido de rectificación que no estaba claro, Alvarado había cometido un abuso de poder, coartando el derecho que tiene un medio de comunicación de acceder a las fuentes de información.

Mientras que Pedro Delgado tuvo que recurrir a la plataforma de los medios oficialistas para explicar que por un error de sus asesores (otra vez la cuerda se rompió por los funcionarios de menor nivel), se censuró la pregunta de El Universo. Alvarado también debió aclarar que no hubo tales instrucciones para esa “censura previa”. Lo hizo en el encuentro con los periodistas que organizó el miércoles, donde además dijo que el diario guayaquileño “ya calificaba” para las acreditaciones porque finalmente rectificó, “aunque de manera velada”, la vieja noticia del 8 de diciembre.

En efecto, Alvarado señaló que la nota del rotativo, del miércoles pasado, en el pie de foto, finalmente se explicó con claridad el lío de las credenciales de Betancourt. Ese diario fue el primer sorprendido con la nueva y confusa posición del Secretario, pues en ningún caso esa nota podía considerarse como una rectificación.

El enredado incidente de las notas de diciembre del año pasado, de las credenciales de Betancourt con fotos cambiadas, de la censura previa de Pedro Delgado y de salida de la periodista Hajjar de la cabina de un metro cuadrado de la Presidencia, terminó como una nueva muestra de la animadversión que tiene el Poder Ejecutivo por la prensa privada.

Por ello, la UNP vio que la tesis de la ‘rectificación velada’ a la que recurrió Alvarado fue una salida elegante para no hacer más evidente el abuso de poder en el que cayó el polémico funcionario.

¿Quién es?

Fernando Alvarado Espinel está al frente de Comunicación del Gobierno. Es el hermano del Secretario de la Administración Pública y uno de los hombres más cercanos al Primer Mandatario.

¿Qué hizo?

El lunes, la Secretaría de Comunicación no entregó las credenciales de prensa a El Universo, alegando que no rectificó una noticia del 8 de diciembre. El caso se enredó. Al final el diario tuvo las credenciales.

¿Qué dijo?

“Ya han movido todos los resortes para hacer aparecer la suspensión de la entrega de la credencial para ingreso al Palacio de Gobierno, como una alerta de denegación de acceso a la información. Falso”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)