9 de June de 2010 00:00

Sandra Correa: Freddy Ehlers fue el disparador del acoso mediático

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Sandra Correa, de 47 años, es maestra de Derecho y Psicología en la Universidad Cristiana Latinoamericana. Dice haber vivido un juicio condenatorio anticipado, a través de los medios de comunicación, desde 1997, cuando era Ministra de Educación, en el gobierno de Abdalá Bucaram.

¿Por qué la figura de ‘acoso mediático’ debe ser parte de la Ley de Comunicación?

El acoso mediático busca dejar el estigma sembrado, los seres humanos tenemos derecho a la honra, al nombre, no a un apodo o a un estigma, más cuando se fragua al margen de la Ley.

En el caso de sobreprecio de la mochila escolar, ¿hubo responsabilidad de los medios o de entes políticos?En mi caso concreto tuve un gatillador: Freddy Ehlers y varias cajas de resonancia. La estratagema política o politiquera se puede ver en ese contexto. El programa ‘La Televisión’ actuó como escenario de disparo. El disparador fue Ehlers, quien es del mundo de los medios y de varios mundos, porque se mueve fácilmente.

¿Qué ocurrió?

Primero, el 6 de octubre de 1996 empezaban las clases en la Sierra y sacó un reportaje con su dictamen sobre la copia (de la tesis de grado). Nunca me hicieron un juicio sobre la copia. Repitieron la versión 20 veces al día, en las cajas de resonancia. Él promocionó el tema ocho días antes.

¿Y el caso mochila escolar?

Ehlers presentó un reportaje el 18 de marzo de 1997 por el sobreprecio en el contrato de mochila escolar; hubo declaraciones extrajudiciales y un juicio condenatorio anticipado, ya que el proceso judicial se inició cuatro días después. Fue una campaña organizada para destruir mi imagen.

¿Cuál fue el afán de Ehlers?

La historia lo dice, sus afanes siempre han sido políticos. Su primera aparición en ese campo fue como candidato a la Presidencia, con apoyo de Pachakutik.

Pero usted fue condenada por peculado...

El acoso mediático significó el cambio total de mi vida. Estuve nueve años en el exilio. Más de uno en prisión y más de uno en el Hospital Pablo Arturo Suárez. Recién estoy retornando a la sociedad, empezando otra vez.

¿La justicia zanjó el caso?

El 23 de marzo de 1997 se dictó la orden de prisión irrevocable. En el 2005, Guillermo Castro Dáger, presidente de la Corte Suprema de Justicia, anuló los procesos en contra de Abdalá Bucaram. Regresé al país y Jaime Velasco, presidente de la Corte de Justicia, reactivó el juicio y emitió la orden de prisión. Me apresaron el 11 de junio del 2006, cinco días después de haber absuelto de su enjuiciamiento a Ana Lucía Armijos sobre el salvataje bancario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)