Sanciones contra 'Bonil' y El Universo 'alientan la autocensura', según la SIP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Miami, EFE

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) sostuvo hoy, 3 de febrero, que las sanciones impuestas contra el caricaturista Xavier Bonilla y el diario El Universo, ponen de manifiesto la "intolerancia" oficial y "alientan la "autocensura".

La SIP, con sede en Miami, agregó que en estas sanciones se materializa la "aplicación concreta de la ley mordaza" por parte del Gobierno ecuatoriano.

La Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), creada en octubre pasado por mandato de la Ley Orgánica de Comunicación, consideró que un dibujo de Bonilla publicado el 28 de diciembre de 2013 en El Universo, "deslegitima la acción de la autoridad y apoya a la agitación social".

La Supercom resolvió el 31 de enero pasado que Bonilla tiene que rectificar en 72 horas el texto escrito al pie del gráfico (con las mismas características, dimensiones, en el mismo espacio y sección) y El Universo deberá pagar el 2 % del promedio de facturación del último trimestre.

Xavier Bonilla, conocido como Bonil, caricaturizó el allanamiento del apartamento del sindicalista petrolero Fernando Villavicencio, donde fueron confiscadas sus computadoras. En la leyenda del dibujo se leía: "Policía y Fiscalía allanan domicilio de Fernando Villavicencio y se llevan documentación de denuncias de corrupción".

Pocos días después el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, se refirió públicamente a Bonilla como un "sicario de tinta y enfermo" y amenazó con aplicar la ley de comunicación. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, aseguró que se trata de "una demostración de que se acabó la libertad de expresión en Ecuador".

"Si alguien quiere ser más exacto, todavía existe un tipo de libertad de expresión bajo el régimen del presidente Rafael Correa: únicamente la libertad que él autorice. Lo cual, lógicamente, no es libertad sino el imperio de un sistema tiránico", resaltó Paolillo.

El también director del semanario Búsqueda de Uruguay puso de relieve que, con esta decisión, tomada por una instancia con "poderes omnímodos para señalar, juzgar y castigar, queda claro el papel restrictivo, intolerante e incentivador de la autocensura de la ley mordaza". Justo "todo lo contrario de lo que debe prevalecer en una democracia", aseveró.

Paolillo reiteró la urgencia de que organismos internacionales, tales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, analicen la compatibilidad de la Ley Orgánica de Comunicación, en vigencia desde junio de 2013, con los estándares internacionales sobre libertad de prensa y expresión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)