4 de December de 2012 00:01

Salud aumenta becas para especialistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0

Unos esperaban apoyados sobre sus muletas o arrimados a las paredes celestes. Otros caminaban en el pasillo para dar movilidad a sus piernas recién operadas o las estiraban en uno de los 32 asientos del área de traumatología de Consulta Externa del Hospital Eugenio Espejo.

Esta es una estampa habitual en esta área donde cada uno de los tres traumatólogos atiende a unos 30 pacientes por día. La gente citada llega desde temprano porque no tienen hora definida para pasar al consultorio.

Flavio Morales es uno de los pacientes en el listado de noviembre. Esperó seis meses un turno para el chequeo postoperatorio de una cirugía de la tibia. El día de la cita viajó en bus cinco horas desde el Coca hacia Quito y esperó otras cinco para ser atendido. “Como me dieron el turno hace seis meses, dije ‘estoy primero’. Llegué a las ocho, pero ya es la una y aún no me atienden”.

Traumatología es parte del listado de especialidades con déficit de personal. Según un análisis del Ministerio de Salud Pública (MSP) se necesitan 275 traumatólogos en el país. Vía contratos se han llenado 109 plazas, pero la brecha es de 166 especialistas.

Un informe ministerial sobre talento humano, que fue compartido con las facultades en marzo de este año, concluía que faltaban más de 6 000 especialistas. La titular de Salud, Carina Vance, reconoció en un conversatorio que las áreas críticas son traumatología, anestesiología, radiología y cardiología. Esperan cerrar las brechas en los concursos que esta Cartera convocará.

Las escuelas de posgrado de Medicina han tenido limitaciones para formar a los especialistas. Históricamente el número de especialistas se ha decidido en función de la capacidad hospitalaria y las becas que las entidades públicas y privadas ofrecían. “Yo no puedo tener 60 estudiantes formándose en el posgrado porque no tengo dónde ponerlos en los hospitales”, señala Jaime Acosta, director del Instituto de Postgrados de Medicina de la Universidad Central.

Las becas consisten en un sueldo para el médico en formación y la obligación de trabajar para la entidad que le patrocinó, generalmente tres años, después de haberse graduado. El Ministerio de Salud ha sido la entidad que más becas ha dado a lo largo del tiempo, un promedio de 200 al año.

Esta Cartera de Estado ha trabajado en gran medida con el Instituto de Posgrados de la Universidad Central, que tiene una trayectoria de 52 años y gradúa un centenar de especialistas al año. Pero ha habido años más austeros.

En el 2005, por ejemplo, solo se graduaron 14 especialistas (ver tabulado). “La falta de becas fue una de las razones para no ofertar más posgrados”, señala Acosta.

La oferta de las otras universidades suma unas 50 plazas y esto no atrapa a todos los médicos que salen de las 23 facultades de Medicina: casi 3 000 médicos al año.

La Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), que ha ofertado posgrados de Medicina desde hace 18 años, está por regularizar alrededor de 12 especialidades que están en el proceso de acreditación. Con esto se ofrecerá por lo menos el triple de los posgrados que poseen ahora.

La Universidad San Francisco de Quito (USFQ), que está en el mercado desde hace ocho años, tiene un número más limitado de plazas porque solo trabaja con el Hospital Carlos Andrade Marín.

Mauricio Espinel, director de posgrados de la USFQ, confirma que las universidades se limitan a la disponibilidad de los hospitales. “No hay un proceso de planificación, identificación de las necesidades, acuerdos entre el Ministerio de Salud y las universidades, mecanismos de financiamiento y estímulo”.

Édison Chávez, director de posgrados de la PUCE, dice que las becas ofertadas en las universidades se dan sobre la base de las especialidades más frecuentes en el área de emergencias de los hospitales: medicina interna, pediatría, cirugía, ginecología y anestesiología.

De todas las especialidades con déficit de personal, cardiología es la que ha tenido peor oferta. Actualmente solo la USFQ ofrece posgrados en esta especialidad.

El Ministerio de Salud empezó a normar la formación apenas este año. La resolución 013 del Consejo de Educación Superior (CES), en su art. 3 menciona que “el MSP en coordinación con las entidades del Sistema Nacional de Salud, definirá el número de plazas y vacantes disponibles para la realización de los programas de especialidades médicas”.

El MSP, que sacaba en promedio unas 200 becas anuales, ahora dará más de 600 becas, según Andrés Cadena, asesor de talento humano. Los primeros beneficiados serán los residentes asistenciales, que son los médicos generales que no han tenido vinculación con ninguna universidad, pero han adquirido experiencia en los hospitales. “Son 476 profesionales en dicha situación. En esta primera etapa hemos dado 200 becas para que se formen estos médicos”.

También se abrió un proceso de formación con 250 becas para profesionales en general (no solo los profesionales que ya trabajan en el Ministerio de Salud). “En total esperamos entre pregrado y posgrado, el MSP otorgue hasta el 2014 más de 10 000 becas. Tanto a escala nacional como internacional. Con esto solventamos el déficit de especialistas que tienen las unidades de la red pública de salud”.

La Secretaria Nacional de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Senescyt) está apoyando el proceso del Ministerio. Fernando Cornejo, funcionario de la Senescyt, dice que “antes había pocos posgrados sin claridad en los roles entre las instituciones de educación superior y los hospitales”.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)